Prueba Hyundai Tucson 2.0 CRDi 185 CV 4×4 AT N-Line, un SUV deportivo y microhíbrido

Prueba Hyundai Tucson 2.0 CRDi 185 CV 4×4 AT N-Line, un SUV deportivo y microhíbrido

Escrito por: Diego G. Moreira    24 noviembre 2020     6 minutos

Opinión y prueba de la versión más deportiva del Hyundai Tucson, con el acabado N-Line que aporta elementos exteriores diferenciados y mayor deportividad.

El Hyunda Tucson es un verdadero superventas, la firma sur coreana ha sabido canalizar la demanda SUV y el Tucson se ha convertido en la elección de muchos conductores. Para darle un toque deportivo, Hyundai estrena el acabado N Line con mejoras, tanto estéticas, como a nivel dinámico.

Hemos podido probar el Hyundai Tucson con el motor diesel más potente de 185 CV, asociado a la tracción total y la caja de cambios automática de ocho marchas, que con el acabado N Line mejora a nivel dinámico y estrena imagen exterior más deportiva.

Diseño: ligeros cambios exteriores con un interior amplio y conocido

Hyundai Tucson N Line 0178

A nivel exterior lo más llamativo es el acabado N Line, puesto que las líneas de diseño exteriores son viejas conocidas -pese a que ha sido ligeramente actualizado-. Entre esos aportes deportivos están las llantas de aleación de 19 pulgadas en negro, espejos retrovisores con carcasas en negro brillante, la parrilla frontal también en color negro, así como una defensa delantera rediseñada y de corte más deportivo.

Lateralmente, además de las enormes llantas, también incorpora las lunas tintadas y en la zaga destaca de nuevo la defensa sport con las dos salidas de escape. En cuanto a sus aptitudes off-road, aunque se trata de un SUV, al menos tiene una altura libre del suelo bastante generosa.

Hyundai Tucson N Line 034

Por dentro, el Tucson es un coche muy amplio, con un diseño armónico sin demasiadas concesiones al vanguardismo, pero donde todo está colocado de forma práctica. La postura de conducción es elevada y cómoda, con una buena visibilidad, típicamente SUV y además disfrutamos en nuestra unidad de la tapicería de alcántara y cuero propia de este acabado deportivo.

Las plazas traseras son muy amplias, con espacio más que suficiente para los pies y cabeza, además de disponer de salidas de aire. El maletero tiene una capacidad de 459 litros, una cifra correcta, eso sí, la boca de carga queda ligeramente elevada.

Hyundai Tucson N Line 030

Motor y prestaciones: 2.0 CRDi muy prestacional y con etiqueta ECO

Hyundai Tucson N Line 067

El motor que más se vende en la gama del Tucson no es precisamente este dos litros diesel, pero para aquellos que buscan un SUV con unas prestaciones que destaquen, es una interesante alternativa. El bloque de dos litros ofrece 185 CV, asociado únicamente a la caja de cambios automática de ocho marchas y a la tracción total.

Este motor tiene unas notables prestaciones, siendo un coche que gana velocidad rápidamente gracias al par motor de 400 Nm, además la tracción total contribuye a una buena respuesta en zonas de curvas o lugares complicados fuera del asfalto, es decir, complementa tanto a nivel dinámico como off-road.

Hyundai Tucson N Line 079

Gracias a un sistema de micro-hibridación de 48V este SUV consigue la etiqueta ECO, lo cual es una ventaja a la hora de poder circular por las urbes que puedan tener restricciones de circulación o por las diferentes bonificaciones que existen a nivel impuestos municipales.

Comportamiento: dinamismo y nervio

Hyundai Tucson N Line 0106

El acabado N Line también dota al Tucson de una suspensión más firme que el resto de versiones, algo que se nota y mucho a nivel dinámico. Parte de las inercias, que suele tener la versión convencional, desaparecen en este acabado N Line, esto combinado con un propulsor potente, hace que el resultado final sea un SUV dinámico y con un buen paso por curva.

Hyundai Tucson N Line 0128

En carretera es un coche cómodo, y gracias a la tracción total y a su altura libre del suelo, nos permite ciertas licencias fuera del asfalto. Dispone del control de descensos y de la posibilidad de bloquear el reparto de tracción entre el eje delantero y trasero, con todo esto, podremos salir airosos de situaciones donde otros SUV sin tracción o sin la posibilidad de bloquear el reparto de fuerza, no son capaces de salir. Pero, seguimos al volante de un SUV y no de un todoterreno.

Hyundai Tucson N Line 0187

Dispone de un modo Sport que mejora la respuesta de la caja de cambios y del acelerador. Por último, la dirección tiene un tacto que no acaba de comunicar todo lo que sucede en las ruedas. Por contra, el sistema de frenos cumple de forma correcta.

Consumo

Hyundai Tucson N Line 0205

El consumo de este Hyundai Tucson se ve penalizado por un motor potente, la tracción total y la caja de cambios automática. Aún así, en carretera se conforma con 7 litros a los 100 km, mientras que si somos cuidadosos podremos circular en 6,5 l/100 km.

En recorrido mixto (con ciudad) la cifra sube hasta los 8,5 l/100 km, conformándose con 7,3 litros a los 100 km en autovía.

Equipamiento

Hyundai Tucson N Line 012

Nuestra unidad es un acabado N Line que aporta una serie de elementos deportivos y que cuenta con un nivel de equipamiento de lo más completo sobre la base del acabado Style. Entre los elementos específicos del N Line están lo siguientes:

  • Llantas de aleación de 19 pulgadas en color negro
  • Cristales posteriores tintados
  • Carcasas de los espejos retrovisores exteriores en negro brillante
  • Parrilla cromada y negra
  • Faros Full LED
  • Asientos con tapizado exclusivo N Line en cuero y alcántara
  • Sistema de navegación integrada con pantalla táctil
  • Cámara de aparcamiento trasera
  • Sistema de acceso y arranque sin llave
  • Cargador USB para los ocupantes de las plazas traseras
  • Asistente de arranque en pendientes
  • Control de crucero y limitador de velocidad
  • Control de descenso de pendientes
  • Reconocimiento de señales de tráfico
  • Sistema activo de cambio involuntario de carril

Opinión personal y precio del Hyundai Tucson N-Line

Hyundai Tucson N Line 0136

El precio de partida del Hyundai Tucson es de 18.300 euros, mientras que nuestra unidad con este acabado arranca en los 30.750 euros, y concretamente con tracción total y caja de cambios automática asciende a 38.965 euros.

Hyundai Tucson N Line 0139

El Tucson en general es un producto redondo, uno de esos vehículos que cumplen perfectamente su cometido y de los que disfrutar de una conducción tranquila y confortable.

Eso sí, este acabado N Line le aporta un plus de personalidad, con una estética más deportiva, con una suspensión menos blanda y más efectiva que el modelo convencional, es decir, viene siendo como un extra de sal a un modelo, que en términos generales, cumple de forma notable con lo que esperamos de él (por ello es uno de los más vendidos en el segmento SUV). A fecha de esta prueba, ya está anunciada una nueva generación, lo que seguramente se traduce en un mayor descuento en la generación saliente.

Fotos | Diego G. Moreira


Deja un comentario