Prueba Mitsubishi Outlander PHEV, un SUV sin restricciones

Prueba Mitsubishi Outlander PHEV, un SUV sin restricciones

Escrito por: Diego G. Moreira    16 diciembre 2019     7 minutos

Opinión y prueba del Mitsubishi Outlander PHEV, un híbrido enchufable que consigue ahorrar mucho gracias a sus 50 km en modo totalmente eléctrico.

Uno de los superventas en el segmento de híbridos enchufables (PHEV) es el Mitsubishi Outlander PHEV, precisamente para seguir manteniendo el liderazgo en ventas, el año pasado sufrió una actualización mejorando su capacidad eléctrica y renovando ciertos detalles del diseño.

Si buscas un SUV espacioso, con tracción total, con una autonomía en modo eléctrico de 50 km reales y con un consumo muy bajo, sin lugar a dudas este Outlander PHEV sorprende.

Diseño: renovado exterior con amplio interior

Outlander Phev 0194

En la actualización que sufrió hace un año, se renovó el frontal (nuevos faros con tecnología LED para todas las funciones de iluminación y nueva parrilla) en consonancia con los últimos lanzamientos de la marca.

Destacan los cromados y los nuevos antinieblas con tecnología LED. Lateralmente destacan las llantas de aleación de 19 pulgadas de diseño multiradio. En la trasera los cambios son menores, con el portón del maletero eléctrico y las luces traseras con tecnología LED.

Outlander Phev 0068

El puesto de conducción del Outlander está destinado al conductor, en la última puesta a punto se han mejorado los materiales y los asientos. El diseño del salpicadero es sencillo, pero práctico. La pantalla multimedia preside la parte alta de la consola central, mientras que debajo se sitúan los mandos de climatización sencillos y sobrios.

También se actualizó la instrumentación, que no dispone de cuenta vueltas, sino que recurre a un indicador de potencia en kW según estemos circulando en modo eléctrico o gasolina. La pantalla central de la instrumentación tiene todo tipo de información sobre consumos y funcionamiento del motor, complementándose con la pantalla multimedia donde podemos ver gráficamente la autonomía, reparto de fuerza, o incluso energía generada.

Outlander Phev 0269

Los asientos delanteros son muy cómodos, de cuero en nuestra unidad y con ajuste eléctrico. El tapizado destaca por su calidad, y en viajes largos son confortables. Eso sí, no sujetan lateralmente todo lo que deberían, aunque destaca por la altura de los asientos y la buena visibilidad.

Los materiales usados son de calidad, salvo algunas excepciones que no debería tener. Por ejemplo el tacto de la palanca de cambios, parte del tren central (plástico duro) o los mandos situados bajo la pantalla multimedia con un indicador de cinturones de seguridad propio de hace una década o el botón que bloquea el maletero situado en la parte inferior de la consola. Salvo por esto, los ajustes son correctos y la calidad acorde a su precio y segmento.

Outlander Phev 0021

Las plazas traseras son muy amplias, los asientos cuentan con regulación del respaldo y con espacio más que suficiente tanto para pies como para cabeza. Es muy confortable en este sentido, además dispone de salidas de aire y una toma de carga 220v (además de otra en el maletero) que se puede activar o desactivar desde un botón en la consola central.

El maletero tiene una capacidad de 463 litros, una buena cifra pese a destinar parte del espacio a las baterías. También dispone de varios huecos por el habitáculo para dejar objetos (pese a que las guanteras en las puertas son pequeñas).

Motor y prestaciones: 230 CV y 50 km de autonomía eléctrica

Outlander Phev 0089

En su última actualización, el Outlander aumentó la cilindrada del motor gasolina y la capacidad de las baterías. Este japonés dispone de tres motores: un 2.4 de 135 CV gasolina, y dos motores eléctricos situados en cada uno de los ejes con potencias de 82 CV y 95 CV respectivamente y en total suman 230 CV de potencia total combinada.

Outlander Phev 0302

No dispone de caja de cambios (al menos no al uso) sino que incorpora un sistema de variador de frecuencia que controla los motores eléctricos. La tracción total está controlada de forma automática por el S-AWC consiguiendo entregar un par y tracción óptimos a cada rueda, todo ello gestionado de forma automática. La tracción la podemos bloquear al 50% en cada eje utilizando una tecla que está detrás de la palanca de cambios o seleccionar el modo nieve para reducir el par a las ruedas.

También podemos elegir entre el modo Sport, EV o ECO, además de controlar la gestión del sistema híbrido para que guarde batería (SAVE) o cargue al andar (Charge). Otra posibilidad es usar las levas del volante para elegir uno de los seis niveles de retención del sistema, al situar la palanca del cambio en posición ‘B’, lo que resulta muy práctico actuando como control de descenso en pendientes (El B0 el coche va en modo vela hasta el B5 de mayor retención y carga).

Outlander Phev 0339

Todo ello nos aporta un control total de la tracción y alimentación usada para movernos, es realmente novedoso poder controlar tantos niveles de la distribución de energía o de la carga, algo que no suele ser habitual en los modelos híbridos enchufables.

Comportamiento

Outlander Phev 0113

Lo primero que notamos nada más encenderlo es nada, silencio total. No hace ruido y si tenemos batería (o no la tenemos pero estamos maniobrando) arrancará en modo eléctrico. Al ponerse en marcha el motor de combustión se nota, puesto que se oye, pero aún así la suavidad del conjunto es propia de berlinas gasolina.

Al pasar los kilómetros el Outlander es un coche que busca el confort, con suspensiones suaves y ciertas inercias típicas de su tamaño y peso (casi 2 toneladas). Eso sí, incluso esas inercias nos permiten tenerlo bajo control en cualquier tipo de situación.

Es ideal para hacer kilómetros puesto que es cómodo o para ciudad, que pese a sus medidas es suave en el casco urbano (y no tiene limitaciones de emisiones al tener etiqueta 0) y además con el conjunto de cámaras 360 nos permite maniobrar perfectamente en las «cities«.

Outlander Phev 0099

El sistema 4×4 es gracias a los motores eléctricos, pero aún así el resultado final es satisfactorio. Es un coche con una altura libre del suelo generosa y gracias a la posibilidad de bloqueo 50% – 50% podemos salir sin problemas de cualquier situación, incluso donde algunos SUV 4×4 pueden tener problemas al gestionar toda la tracción de forma automática (algo en lo que mejora este japonés).

Consumo

Outlander Phev 0138

Sus primeros 50 kilómetros de autonomía 100% eléctrica permiten que el consumo marque cifras realmente bajas, en nuestro recorrido habitual por carretera, saliendo con las baterías totalmente cargadas, hemos conseguido una cifra de 3,7 litros a los 100 km. Si la misma prueba la hacemos, con las baterías sin cargar, el consumo medio en carretera es de 6,5 litros a los 100 km.

Mientras que en ciudad, siempre y cuando tengamos las baterías cargadas y nuestro recorrido no exceda de los 50 km, podemos muy fácilmente movernos en consumo prácticamente cero. En autovía, el consumo medio ha sido de 8 litros a los 100 km en un recorrido de 600 km en total.

Outlander Phev 0378

Para conseguir unos buenos consumos en este Outlander PHEV es importante cargar las baterías antes de cada recorrido porque se nota el ahorro. El tiempo de carga en un conector convencional es de seis horas, mientras que si usamos una toma Menneke el tiempo se reduce hasta las 3,5 horas. También dispone de toma Chademo para carga del 80% de la batería en poco más de 30 minutos.

Equipamiento y precio del Mitsubishi Outlander PHEV

Outlander Phev 0065

La unidad que probamos tenía la terminación Kaiteki, siendo la más completa de la gama, con asientos de cuero, sistema multimedia completo con Android Auto y Apple Car Play, además de un completo sistema de sonido. También destacaba el equipamiento de seguridad, con elementos como: asistencia a la frenada de emergencia, aviso de ángulo muerto retrovisor, luces largas automáticas y aviso de cambio involuntario de carril.

Sus faros delanteros LED para todas las funciones de iluminación, ofrecía un haz de luz excelente en cualquier situación. A esto hay que sumar el sistema de cámaras 360 y el control de velocidad adaptativo.

Outlander Phev 0056

El Mitsubishi Outlander PHEV está disponible desde los 33.290 euros incluyendo financiación y descuentos. Gracias al acuerdo de Endesa y Mitsubishi, los propietarios de un Outlander PHEV tendrán gratis la instalación del punto de carga, con la posibilidad de que los primeros 100 kWh de carga cada mes (unos 400 km en modo eléctrico), no tengan ningún coste (entre la 1 y las 7 de la mañana) y bonifica la carga al 60%.

Fotos | Equipo de pruebas

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.