¿Qué debe tener un seguro de coche?

¿Qué debe tener un seguro de coche?

Escrito por: Redacción    28 agosto 2019     5 minutos

Coberturas como la asistencia en viaje, el seguro privado del conductor o la defensa jurídica marcan la diferencia entre las diferentes pólizas de seguro.

Cada seguro de coche presenta unas característica propias, pero todos ellos mantienen algunos puntos comunes e inamovibles que configuran la esencia de este contrato cuyo objetivo es asegurar al conductor ante cualquier posible daño que cause a su vehículo, a otro externo o a terceras personas que se vean involucradas en el siniestro. Aquí se puede ampliar la información y contratar el mejor seguro de coche.

Los daños a terceros es la clave de cualquier seguro de coche. Es la responsabilidad civil obligatoria, un requisitio indispensable y el principal motivo de que estar asegurado sea una obligación legal. Si un conductor comete una infracción y produce daños a otro coche, entonces debe responder económicamente para reparar esta situación. Para evitar que éste no pudiera atender estas necesidades por motivos económicos, surge la obligación de disponer de un seguro de coche que se hace cargo de todos los daños ocasionados a terceros. Aquí no hay debate ni posibilidad de renuncia. Las diferencias entre las opciones a la hora de contratar un seguro de coche se encuentran en los niveles de asistencia y reparaciones que recaen sobre el propietario del vehículo asegurado.  También se tiene en cuenta, en el seguro de un coche, la responsabilidad civil por remolque. Son los daños que pudiera ocasionar el remolque o la caravana de un coche. Ésta es una herramienta externa al vehículo y debe ser tratada como tal. 

Guardia Civil

El seguro privado del conductor también es un elemento indispensable en un seguro de coche. No es obligatorio, pero su importancia hace que se convierta en un punto muy importante, ya que protege al dueño del vehículo en caso de consecuencias graves que puedan afectar a la integridad física o incluso la vida de otras personas. Esta opción, propuesta como altamente recomendable en todos los seguros, cubre los daños personales que pueda ocasionar el conductor en caso de accidente. Hace referencia a la compensación por fallecimiento, la indemnización por daños físicos que se prolongan de forma permanente, gastos médicos y otros derivados del accidente. Esta cobertura cubre los daños que pueda ocasionar el conductor a terceras personas, pero generalmente no lo hace con los suyos propios.

La asistencia en viajes es un requisito fundamental de un seguro de coches. Un contratiempo puede ocurrir en cualquier momento, bien sea por un problema del vehículo, un accidente o una circunstancia externa; así que es muy importante protegerse en este sentido y asegurar un buen servicio de asistencia en carretera ante cualquier problema que impida continuar el viaje. Además, puede ocurrir tanto cerca del domicilio habitual, lo cual es un alivio, como a miles de kilómetros de distancia. Nunca se sabe cuando puede ocurrir, así que hay que estar protegido y prevenido ante esta posibilidad. Este tipo de cobertura puede ser básica o completa en la mayoría de compañías. Mientras que la primera asiste al vehículo asegurado y a sus ocupantes, la segunda cubre también a miembros de la familia que pudieran viajar en otro coche. Ante cualquier percance en carretera, el seguro está obligado a realizar esta asistencia y utilizar todo el material adecuado que se requiera para solucionarlo. El problema puede solventarse con una reparación desde el lugar del siniestro o podría requerir de una mayor infraestructura que obligue a llevar una grúa que remolque el vehículo, así como un servicio de transporte a los pasajeros.

La importancia de la defensa jurídica

conducir en verano

La defensa jurídica es un elemento que suelen incorporar la mayoría de seguros de coches y es una opción a la que no es recomendable renunciar. La compañía ofrece al asegurado un servicio jurídico que puede utilizarse para reclamar daños a otros conductores así como para defenderse de acusaciones. Éste no supone un coste extra a la persona, ya que los tiene incluidos en su seguro. Incluye los gastos relacionados con el abogado, las tasas administrativas o de notario. Disponer de un profesional que va a velar por los intereses del asegurado o estar protegido ante cualquier gasto judicial extra supone una enorme tranquilidad que lleva a muchos conductores a no descartar esta opción en su seguro de coche.

Hay otros aspectos que aunque no son obligatorios, sí que son indispensables en un seguro de coche para que el conductor circule con la tranquilidad de estar respaldado. El seguro anti robo es importante, sobre todo para vehículos más modernos. Si se produce esta situación y este punto no está incluido en el seguro, entonces el conductor se ha quedado sin coche, salvo que la Policía lo encuentre. Esta opción también incluye los posibles daños ocasionados como consecuencia de un intento de robo, aunque finalmente el vehíuclo no sea sustraido. También es importante la cobertura de las lunas del coche. Configuran una parte sensible del vehículo que puede dañarse en cualquier momento por circunstancias ajenas a la conducción o al mantenimiento. Los seguros que incluyen este aspecto se encargan de las reparaciones de lunas aunque estas no se rompan por completo.

Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.