1.000 CV y 407 km/h: se cumplen 15 años del récord de velocidad del Bugatti Veyron

1.000 CV y 407 km/h: se cumplen 15 años del récord de velocidad del Bugatti Veyron

Escrito por: Antonio Roncero   @roncero_antonio    29 abril 2020     3 minutos

Hace 15 años, el Bugatti Veyron se convirtió en el primer coche de producción en serie en superar los 400 km/h de velocidad máxima.

Parece que fue ayer. Pero ya han pasado 15 años desde que el Bugatti Veyron rompiera la mítica barrera de los 400 km/h de velocidad máxima en un coche de producción. El Veyron logró alcanzar los 407 km/h, estableciendo un récord que le convirtió en todo un icono.

Recordemos que para alcanzar semejante hito, el Bugatti Veyron recurrió a soluciones de ingeniería nunca vistas hasta ese momento. Por ejemplo, su motor W16 con 8 litros y cuatro turbocompresores, uno por cada una de sus cuatro bancadas de cilindros en W, ofrecía una potencia de 1000 CV y un par máximo de 1.250 Nm. Hoy en día no son cifras que sorprendan tanto, pues se consiguen fácilmente con ayuda de la electrificación.

Bugatti Veyron 4

Con este motor, el Veyron podía acelerar de 0 a 100 km/h en 2,5 segundos, y alcanzar el doble de esa velocidad en apenas 7,3 segundos. Y lo más importante: cumplir uno de los objetivos para los que fue diseñado, que era alcanzar la cifra mágica de los 400 km/h.

Para ello, el Veyron cambiaba totalmente su configuración aerodinámica, primero a partir de los 220 km/h, y posteriormente al llegar a los 380 km/h. Como podrás imaginar, el efecto de los alerones y del difusor, accionados hidráulicamente, intentaba en cada momento mantener el coche pegado al suelo, y que no despegara.

La “llave” mágica hacia los 400 km/h

El piloto encargado de establecer ese récord, Uwe Novacki, tiene hoy 71 años. Y recuerda con nostalgia el privilegio que supuso en 2005 convertirse en el primero en superar la barrera de los 400 km/h con el Veyron. De hecho, 15 años después todavía son muy pocos los que pueden presumir de haber estado al volante de un coche por encima de esa velocidad.

“Para alcanzar esa velocidad, durante los intentos tienes que mantener la concentración y anticiparte a la carretera y a lo que puede hacer el coche. Cualquier irregularidad sobre el asfalto, o cualquier movimiento sobre la dirección puede tener consecuencias dramáticas”

Lo que muchos no conocen es que, para alcanzar esa velocidad, fueron necesarios muchos intentos, no se consiguió a la primera. Y tampoco que, para llegar a los 400 km/h, el piloto debía accionar una segunda llave en el interior del vehículo, la denominada “Sped Key”, que configuraba todos los ajustes del coche para el récord.

En los primeros intentos apenas se consiguieron alcanzar los 380 km/h. Hasta que el organismo de alemán TÜV SÜD pudo certificar finalmente una velocidad máxima de 408 km/h, si bien en algunas de las pruebas los indicadores de velocidad llegaron a registrar incluso 411 km/h.

Bugatti Veyron 5

Posteriormente, el Veyron estableció nuevos registros: 431 km/h con la versión Super Sport de 1.200 CV en 2010, y 408.84 km/h con el Veyron Grand Sport Vitesse en 2013, nuevo récord para un roadster. En 2019, Bugatti se lanzó de nuevo a la carrera por la velocidad con el Chiron Super Sport 300+, estableciendo un registro de 490,484 km/h.

Hoy en día, la nueva meta, superar los 500 km/h, también parece inalcanzable. Pero ya hay quien está bien posicionado para conseguirlo, como el Koenigsegg Jesko Absolute. Aunque eso es otra historia.

Te puede interesar


Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.