Salón del Automóvil de Madrid: Renault

Salón del Automóvil de Madrid: Renault

Escrito por: Eduardo Mariz    5 junio 2008     Comentario     3 minutos

Completamos el trío francés, y es que frente a Citroën y a un lado de Peugeot… también se hallaba el rombo galo, Renault. Hablar de Renault en España es hacerlo de una marca líder con unas claras y buenas ideas de cómo manejar y hacerse con el mercado en pocos movimientos. Añadido aparte a la fiebre azul que durante los últimos años ha ido desatando cierto ovetense.

Su principal novedad era en Renault Koleos, el primer SUV como tal de Renault si descartamos el Scénic RX-4; ayuda de Nissan por allí, alianza fraternal con Samsung en Korea… y voilá: SUV compacto competitivo y abanderando a una marca que inspira confianza.


No en vano, el Koleos falla bastante en diseño para ser una total novedad -en Europa-. Sus ligeras cualidades offroad y su porte sobre el asfalto irán motivados por mecánicas de 4 cilindros en líneas diésel y gasolina con cilindradas entre los 2 y 2.5 litros; sus potencias oscilarán entre los 150 y los 175 caballos.

Con el mismo título de novedad llegaban también el Laguna GT y el Renault Twingo Renault Sport, pero para que engañarnos. Aparte de una maqueta del R28 de Alonso, había dos concept cars que atraían las córneas hasta los límites de sus pequeñas tarimas.

Esos eran el Laguna Coupé Concept por un lado, algo insípido verlo en los mismos días en los que la versión de producción salía a pasear por internet con fotos totalmente oficiales. Sus pulcros 4,70 metros en blanco desprenden pura belleza por todos los costados, hay otros prototipos que destacan muchos pero este está relativamente próximo a su modelo definitivo, así que los elogios son mayores por conseguir tales atributos.

Para moverlo se encuentra un diésel de 3 litros y 6 cilindros bajo el capot asociado a un cambio de 6 marchas, eso sí, tracción delantera que no falte.

Renault salon Madrid 2

Para no estropearlo todo, estaba el segundo concept. El Mégane Coupé Concept, sólo por lo que supone ya es obligado acercarse a verlo con detalle, pero además este se mantiene en una fase muy abstracta todavía con lo que se permite un diseño mucho más futurista y agresivo.

Su objetivo no cambia, volver a ser rompedor, las últimas fotos espía lo avalan y esta unidad lo escuda. A diferencia del anterior concept, este estaba movido por un gasolina de 2 litros turboalimentado y 200 caballos -que bien sabe oír eso, oigan- asociado a un cambio manual de 6 marchas.

El rasgo distintivo, apertura de puertas en dos partes y “ala de gaviota”, es también lo más llamativo de él. Está claro que en la versión de producción esto tiene menos sentido que un pulpo en el Sahara, pero es agradable ver que los concept cars se atreven con propuestas radicales.

Os dejamos con más fotos del stand.

Fotos | Highmotor

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.