SEAT Ibiza 1.6 TDI 90 CV, Prueba (Motor y prestaciones)

SEAT Ibiza 1.6 TDI 90 CV, Prueba (Motor y prestaciones)

Escrito por: Chema    5 enero 2013     4 minutos

Nos hemos puesto al volante del nuevo SEAT Ibiza 1.6 TDI de 90 CV con caja de cambios de cinco velocidades manual. En esta primera parte de la prueba valoramos su compartamiento, consumos y su motor.

Esta semana en Highmotor nos hemos puesto al volante del nuevo SEAT Ibiza, un lavado de cara del modelo que estrenó la marca hace apenas tres años. Nuestra unidad contaba bajo el capó con un pequeño motor alimentado por gasóleo con 1,6 litros de cilindrada capaz de entregar a las ruedas delantera 90 CV de potencia.

Este utilitario español, desarrollado en alemania junto con el Volkswagen Polo, el Audi A1 y el Skoda Fabia, es posiblemente una de las mejores alternativas en este mercado. Un coche fiable, no muy caro si lo comparamos con sus hermanos, bonito y pensado para un mercado juvenil.

MOTOR Y PRESTACIONES

El 1.6 TDI CR venía acompañado de una caja de cambios manual de cinco velocidades. La caja contaba con desarrollos muy largos, intentando optimizar el consumo de carburante. Por poner un ejemplo, a 120km/h en quinta rodamos a unas 2.200 rpm. Eso no quita que si queremos realizar un adelantamiento, podamos hundir el pedal del acelerador y el Ibiza gana velocidad rápidamente.

El 0 a 100km/h lo realiza en 11,8 segundos y cuenta con una velocidad máxima de 178km/h.

La palanca de cambios no permite pasar de una marcha a otra de forma rápida. No tiene un tacto muy preciso, pero su vocación no es deportiva y por lo tanto se encuentra dentro de lo normal en el segmento donde compite este Seat.

Seat Ibiza 1.6 TDI 90cv (I)

El propulsor, posiblemente sea lo mejor del coche. Para ser diésel apenas se escucha si no superamos las 3.000 rpm, algo completamente absurdo teniendo en cuenta que desde 1.500 rpm (momento en el que el turbo comienza a funcionar) hasta las 2.500 rpm es el régimen donde mejor empuja el 1.6 TDI. Precisamente en esta zona del cuentavueltas es donde se entregan los 230 Nm de par motor que tiene el propulsor. Es preferible ir en una marcha larga con pocas revoluciones que al revés.

COMPORTAMIENTO

P1000903

La dirección es bastante precisa y transmite al conductor la información suficiente de lo que está ocurriendo en la carretera. En ciudad es bastante suave y en ningún momento se siente dura. El volante -de cuero- para mi gusto tiene el tamaño perfecto para llevar el coche cómodamente, aunque podría ser algo más grueso.

Las dos mayores pegas en esta parte de la prueba se centran en los neumáticos y la suspensión. En el primer caso, nuestra unidad montaba unas Pirelli 215/45 R16, una medida excesivamente grande y perfil bajo para la clase de vehículo que es.

Agarraban a la perfección, pero en contra transmitían muchas irregularidades al interior con el firme en malas condiciones. Parte de la culpa la tiene la suspensión, dura para ser la de serie, pero sin llegar a ser seca. El Ibiza no teme a viajes largos, y el conductor los hará sin cansarse demasiado.

Con estos neumáticos, el Ibiza muestra gran estabilidad en carretera, aislando al conductor de la velocidad real, y a la vez permiten una gran capacidad de frenado. No he podido medir esta última pero me ha dejado buenas impresiones, en parte gracias a que de serie incorpora frenos de disco en las cuatro ruedas.

CONSUMO

IMG_1229

Con una velocidad media de 117 Km/h durante más de 180 km en ambos sentidos ha marcado una media real de 5,4 litros/100km con dos ocupantes y el maletero lleno. Tampoco me he preocupado de bajar el consumo, es decir, con una conducción despreocupada.

En ciudad si conducimos de manera suave sin acelerones bruscos, podríamos estar hablando de unos consumos no superiores a los 7 litros/100km. En el momento en el que salgamos con la máxima capacidad del motor en rotondas o estemos metidos en atascos hablamos de cifras entorno a los 8,5 litros/100 km.

Resumiendo, es un coche cómodo con la carretera en buen estado, fácil de conducir, con un motor suficiente para el día a día si no queremos correr, aunque para bajar los consumos tendremos que esforzarnos cada vez que nos subamos a nuestro pequeño SEAT y probablemente con las llantas de serie los consumos sean menores.

En la segunda parte de la prueba hablaremos sobre la calidad de los acabados, su diseño exterior e interior. No os la perdáis.

Fotografía | Highmotor

un comentario

  1. luis dice:

    La foto principal es espectacular. Gran artículo.

    un saludo

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.