Škoda Fabia 1.6 TDI 75 CV, prueba (Parte I)

Škoda Fabia 1.6 TDI 75 CV, prueba (Parte I)

Escrito por: Diego G. Moreira    7 abril 2011     4 minutos

Ahora que el precio del combustible está por las nubes, plantearse la compra de un vehículo pequeño es todo un acierto siempre que cumpla con nuestras necesidades. Un buen precio, un motor que consume poco y una estética bastante juvenil es lo que ofrece el coche que probamos en Highmotor. Nos hemos puesto al volante del Škoda Fabia equipado con el motor diesel 1.6 TDI de 75 CV, el motor de acceso en la gama diesel del Fabia.

Sus dimensiones y tamaño son excelentes para circular en nuestras ciudades y poder aparcar sin complicarnos mucho la maniobra, al mismo tiempo el motor responde con fuerza, es bastante alegre y suficiente para nuestro Fabia, y por otro lado cuenta con un precio de partida de 11.330 euros (acabado Young con descuento incluído). Si buscas un coche pequeño, diesel y económico no te pierdas esta prueba.

Motor y prestaciones

fabia_motor

En todas nuestras pruebas siempre empezamos analizando el modelo desde el motor, en este caso un motor diesel 1.6 TDI de 75 CV, es el mismo motor que también está disponible con 90 CV y 105 CV, heredero del anterior bloque 1.9 TDI que aún hace poco que despareció del mercado y era usado por las marcas del Grupo Volkswagen.

Hablamos por tanto del motor de acceso a la gama diesel, pero sus 75 CV son más que suficientes. Si buscamos algo más de potencia o solemos viajar con el coche cargado o con cuatro adultos, quizás el de 105 o 90 CV sea nuestra mejor opción, pero si sólo viajamos una persona o dos más equipaje este es un motor correcto.

Responde desde las 1.500 r.p.m. hasta sobrepasar las 3.500 r.p.m., siempre de forma progresiva y con fuerza. En ciudad es donde más notamos el empuje del motor puesto que se mueve sin problemas y no notaremos sus 75 CV, es en autovía o en recorridos largos en carretera donde si llevamos el coche cargado podemos notar algo justos esos 75 CV. Lo más destacable es su respuesta, puesto que no tenemos que andar continuamente a jugar con el cambio.

En cifras tenemos una recuperación de 80 km/h a 120 km/h en 5ª en 16 segundos, como veis una cifra muy discreta, pero no es deportividad lo que busca este propulsor. Precisamente asociada a este motor va una caja de cambios de 5 relaciones con unos desarrollos largos, como muestra tenemos que a 120 km/h (si aún contábamos con esa limitación el primer día de la prueba) va a unas 2.200 r.p.m.

Comportamiento

fabia

Las suspensiones del Fabia están orientadas al confort, son cómodas y cuando rodamos con el tenemos una atmósfera de comodidad interior, pero no nos libramos de algunos balanceos en curvas, pero bueno volvemos a aclarar que no es un coche diseñado para realizar tramos de rallyes, sino que busca más una orientación al confort de sus ocupantes, y eso en zonas con el asfalto irregular lo consigue.

En el apartado de ruidos, es un motor que no está del todo bien insonorizado puesto que en autovía se notan bastante los ruidos aerodinámicos, y cuando el coche está frío también se nota que es un motor ruidoso o que no está del todo bien insonorizado.

La estabilidad del modelo es correcta, pero de serie no cuenta con el control de estabilidad, es un extra, algo que hoy en día es exigible puesto que siempre nos puede ayudar en alguna ocasión de emergencia. Completando el conjunto tenemos una dirección con un tacto más bien blando, desmultiplicada y que está diseñada para una conducción por ciudad donde es una buena aliada, pero en autovía un poco más de dureza no vendría mal.

Por último tenemos el equipo de frenos cuenta con los cuatro de disco, algo que se agradece en un urbano, ya que no todos lo llevan (por ejemplo el Ford Fiesta), y la frenada era muy eficaz no pacerían los frenos de un urbano.

Consumo

fabia

Junto con la respuesta del motor, otro aspecto donde destaca el Fabia equipado con el propulsor 1.6 TDI de 75 CV, es en los consumos, puesto que en autovía a 120 km/h hemos logrado una media de 4,9 litros a los 100 km (en nuestro recorrido habitual de 1200 km). Mientras que en carretera podemos bajar hasta los 4,5 litros, esto en conducción normal, incluso podemos bajarlo algo más si nos ponemos en plan cuidadoso con el pedal.

En ciudad nos ha sorprendido, porque en plena hora punta en Madrid, atasco en la M-30 y en un recorrido de 14 km por la capital hemos conseguido un consumo de 7,5 litros a los 100 km. Y en tráfico más fluido en ciudad podemos rondar los 7 litros a los 100 km.

En la segunda parte de la prueba veremos el diseño, el espacio interior y la calidad de materiales y acabados, además del maletero de nuestro Škoda Fabia.

fabia

Fotos | Diego G. Moreira

2 comentarios

  1. Diego dice:

    Excelente, estoy deseando ver la segunda parte de la prueba.

  2. miguel angel dice:

    una valoracion bien hecha, clara y concisa

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.