Las suspensiones de un Infinity llevadas al extremo

Las suspensiones de un Infinity llevadas al extremo

Escrito por: Fernando Alvarez    14 noviembre 2009     Comentario     1 minuto

A todos nos gustan los coches que han sufrido un recorte en los resortes o que llevan coil overs como sistema de amortiguación. Desde el punto de vista estético, quedan bien, además de mejorar el agarre general del coche aunque lo pagamos con unas suspensiones muy duras que transmiten hasta la más mínima imperfección del camino, al estilo de un monoplaza.

Pero este ejemplo de «coche pegado al piso» ya cayó en el extremo de que la carrocería descansa sobre las llantas. El Infinity de la foto es uno de los slammed cars que se mostraron en el SEMA Show y que muestra sin ninguna vergüenza cómo se puede llevar al máximo este tipo de prácticas.

Naturalmente que esto sólo se ve en exhibiciones y salones como el SEMA, donde lo inverosímil tiene cabida. Generalmente las suspensiones de estos coches son controladas desde el interior con la ayuda de un dispositivo hidráulico que baja o sube la altura al antojo del conductor. Me pareció toda una curiosidad que la llanta sirviera de límite (y no el piso), al contrario de otras veces, cuando el neumático era el que soportaba el apoyo directo de la carrocería.

y336.jpg

Vía | Speedhunters

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.