Suzuki Baleno, presentación y prueba en Madrid

Suzuki Baleno, presentación y prueba en Madrid

Escrito por: Daniel Valdivielso   @valdi92    20 mayo 2016     Sin comentarios     4 minutos

Suzuki se ha puesto las pilas. Es un hecho, hace mucho tiempo que su gama necesitaba una buena renovación y la introducción de «carne fresca».

Con el Baleno Suzuki se marca un punto muy a favor. Encuadrado dentro del segmento B, este urbanita se atreve con todo.

El Baleno se presenta como una alternativa a los habituales integrantes del Segmento B, que actualmente es el más vendido y popular en nuestro país. Es en el segmento B donde encontramos modelos conocidos por todos como los Volkswagen Polo, SEAT Ibiza, Ford Fiesta o, incluso, el Suzuki Swift.

Sin embargo, mientras que el Swift estaba concebido más para un uso personal, en Suzuki pretenden que el Baleno cuente con un enfoque más familiar y práctico, más de «coche para todo». Por eso su diseño, aún manteniendo la personalidad de la marca y ofreciendo detalles atractivos, no es tan «coqueto» como el del Swift.

Suzuki_Baleno_12

El Baleno compartirá segmento B con su hermano de marca, el Swift

El frontal destaca sobre todo por los datos con luz LED diurna integrados. Además, la calandra de gran tamaño con el logo de la marca a juego realzan la robustez del diseño. La zaga es más simple, con líneas limpias que proceden de un lateral con detalles cromados en los marcos de las ventanillas y líneas de tensión en la chapa. El Baleno mide 3.99 metros de largo, 1.47 metros de alto y 1.745 metros de ancho.

En el interior nos encontramos con un habitáculo bien rematado, con materiales simples pero con un diseño atractivo. No hay materiales blandos, pero todo parece estar bien ajustado. El interior es amplio, sobre todo en las plazas delanteras. En la segunda fila la anchura es suficiente, la distancia para las rodillas es buena, pero la distancia al techo no es nada destacable. Donde sí destaca es en su espacio de carga, nada más y nada menos que 355 litros, cifra líder en su segmento.

Si por algo destaca el Baleno es por su equipamiento. A nuestro país llegarán un total de 5 versiones, con tres niveles diferentes de equipamiento, GL, GLE y GLX. Ya desde el más básico encontramos elementos como sensor crepuscular, volante multifunción forrado en cuero, aire acondicionado, ordenador de abordo o 6 airbags.

Suzuki_Baleno_5

Pero es que si nos vamos al equipamiento tope, el GLX, las posibilidades aumentan con dotación propia de un segmento superior, con elementos como los faros de xenón, el control de crucero adaptativo, pantalla central táctil a color de 7″, elevalunas eléctricos en las cuatro puertas, climatizador, sistema de entrada y arranque sin llave o asientos delanteros con calefacción.

El Baleno se construye sobre una plataforma completamente nueva que mejora en todo a la utilizada en, por ejemplo, el Swift. Es sensiblemente más ligera (alrededor de 100 kg menos) pero mantiene o incluso mejora en algunos casos los valores de rigidez y resistencia de su antecesora.

Además, el Baleno ofrece posibilidades mecánicas para todos los gustos, destacando la introducción de un motor 1.0 BoosterJet con inyección directa, tres cilindros y sobrealimentación mediante turbo. Además, en conjunción con un motor 1.2 atmosférico de 90 CV encontramos una variante semi-híbrida -que Suzuki ha conseguido homologar como híbrida, con las ventajas fiscales y administrativas que ello conlleva- que ofrece unos consumos muy bajos y un agrado de conducción muy notable.

Suzuki_Baleno_6

El propulsor 1.0 de 111 CV destaca por un empuje excepcional para lo que uno espera

La opción de acceso es un motor 1.2 DualJet de 90 CV y 120 NM, suficientes para un uso urbano e incluso para alguna escapada por carretera. Homologa 4.2 litros en ciclo mixto. El siguiente paso es la versión 1.2 DualJet SHVS, que ofrece idénticas cifras de rendimiento, pero mejorando el consumo para cifrarlo en 4 litros justos. En la práctica es posible conseguir consumos muy bajos gracias al espectacular rendimiento del pequeño sistema eléctrico, que opera a muy baja velocidad o como apoyo en grandes solicitudes de potencia. No suma caballos al resultado final, pero hace que la conducción sea más agradable.

Por último, destaca el 1.0 BoosterJet de 111 CV y 170 NM, que homologa 4.4 litros en ciclo mixto. El rendimiento en el mundo real de este motor es sobresaliente, ya que ofrece un empuje y una respuesta impropias. Uno no se espera encontrar tanta sensación de velocidad al acelerar a fondo al pequeño «molinillo».

La suspensión es algo blanda, aunque absorbe bien las irregularidades, mientras que la dirección es lenta y algo pastosa. No es la mejor de su segmento, está claro. Todos los propulsores están asociados a una caja manual de 5 velocidades, mientras que la opción más potente puede combinarse también con una caja automática de convertidor de par y 6 relaciones.

Los precios del Baleno, con promociones incluidas, lo colocan en una posición privilegiada, ya que el modelo más básico arranca a día de hoy en 10.905€ (1.2 GL). La variante híbrida solo se comercializa con el acabado más alto, y parte de 13.505€. El modelo 1.0T con acabado GLX se ofrece por 13.805€.

Suzuki_Baleno_8

Fotografía | Daniel Valdivielso

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.