El prototipo del Toyota GR Super Sport se luce en la pista de Le Mans

El prototipo del Toyota GR Super Sport se luce en la pista de Le Mans

Escrito por: Miguel Lorente    21 septiembre 2020     3 minutos

El Toyota GR Super Sport debuta en la pista que da nombre a la categoría que obliga a las marcas a destinar un mínimo de producción del hipercoches para calle

Tras la tragedia de 1955 o el retorno tras la Segunda Guerra Mundial, la de 2020 es, posiblemente, la más extraña, emotiva y, a la vez, fría edición de las 24 horas de Le Mans. Con un graderío vacío, un infrecuente mes de septiembre, ha acogido la prueba de resistencia por antonomasia que debería haberse celebrado como, tradicionalmente viene siendo, durante alguno de los 2 primeros fines de semana del mes de junio de un año que todos recordaremos por ser el de la pandemia de la Covid-19 pero, también, por otros como es el de la presentación de una nueva generación de coches de carreras, los Le Mans Hypercars, donde el Toyota GR Super Sport será uno de los protagonistas.

Será en 2021 cuando, de la partida, las marcas y sus vehículos participantes en la nueva categoría del Mundial de Resistencia, WEC, emulen a aquella categoría gloriosa de finales de los años 90 del pasado siglo pero con la sostenibilidad medioambiental como premisa.

Le Mans 24 Hours

Ante la exclusiva mirada de unos comisarios de pista y demás personal que recala durante las jornadas que preceden y que acontecen a la prueba disputada en el circuito de La Sarthe, los ojos, las cámaras y la atención recayó en los automóviles de competición pero tuvieron especial interés en el nuevo hipercoche de Toyota, un vehículo que debe ser construido en serie, aunque en un número limitado a un mínimo de 25 unidades, destinado a producción y venta como vehículo de calle.

Así, a modo de presentación pública del prototipo que dará lugar al vehículo de fabricación, el Toyota GR Super Sport es la apuesta de Gazoo Racing, el departamento de competición de Toyota, para afrontar las exigencias de la FIA y del ACO, Federación Internacional de Automovilismo y Automobile Club de l’Ouest, respectivamente, quienes marcan las directrices técnicas del campeonato y, por ende, las de los vehículos participantes.

Para el caso del Toyota GR Super Sport, la nueva categoría LMH, supondrá la materialización del vehículo que ha hecho los honores de devolver el trofeo que custodiaba Toyota y que fue obtenido en la edición de 2019 y que, como era de esperar, volvió a ser levantado y volverá a ser cedido a la marca nipona por haber sido el trío de pilotos del Toyota TS050 Hybrid con el dorsal 8 los que se colgaran los laureles como victoriosos participantes de las 24 horas de Le Mans de 2020.

El Toyota GR Super Sport dice ser el coche inspirado en su fondo y en su forma por el citado Toyota TS050 Hybrid, esto hace suponer que el esquema mecánico del coche híbrido de carreras es trasladado, en la medida de lo posible, al traje que ha sido diseñado para pasar y aprobar los cánones que las leyes permiten homologar a los automóviles de calle.

Por eso, bajo el intenso y ya habitual camuflaje que vistió, por ejemplo, al Toyota GR Supra antes de que pudiéramos conducirlo y al brutal Toyota GR Yaris en las sesiones de pruebas antes de su anuncio oficial, el Toyota GR Super Sport debería ser un coche híbrido con un motor de 6 cilindros en disposición de V, posiblemente de 2.4 litros de cilindrada, apoyado o empujado por un conjunto eléctrico y que, en total, erogaran una potencia próxima al millar de caballos para un vehículo que, en su especificación de competición, ha de marcar en báscula un peso mínimo de 1.030 kg.

Estos datos son aún de referencia puesto que las especificaciones del hipercoche de calle de Toyota aún son un enigma que esperamos se desvele a finales de este año o bien principios de 2021, cuando sea presentada su versión definitiva, de manera conjunta a la de la variante de carreras.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.