Los vehículos de Volvo podrán avisarse entre sí de posibles peligros a partir de 2020

Los vehículos de Volvo podrán avisarse entre sí de posibles peligros a partir de 2020

Escrito por: David Lopez   @espacionblanco    22 abril 2019     Sin comentarios     2 minutos

A partir del año 2020 todos los Volvo podrán comunicarse entre sí para evitar posibles peligros que se encuentren en nuestros camino, todo ello de serie

La conectividad que a día de hoy nos ofrecen los vehículos sin duda han mejorado el nivel de seguridad con el nos movemos gracias a la tecnologías que incorporan, pero éstas podrán ayudarnos aun más cuando entre ellas se conecten para intercambiar información y nos la proporcionen para permitir que nos anticipemos ante un peligro. Es en este sentido donde Volvo ha hecho un gran avance para todos sus modelos europeos, que se podrán comunicar entre sí.

Según los estudios de seguridad que Volvo realiza, la marca extrae que ajustar la velocidad a la situación real del tráfico se traduce en una gran reducción de los accidentes de tráfico, aprovechando ya que hoy es posible utilizar las tecnologías de seguridad conectada aumentando así la seguridad en las carreteras, permitiendo avisar con antelación a los conductores sobre los peligros que se encontrarán más adelante pudiendo así adaptar su conducción y velocidad a las condiciones.

Utilizando esta idea, Volvo introdujo en el 2016 los sistemas seguridad activa de Alerta de Luces de Emergencia y Alerta de Firme Deslizante para todos los vehículos de la serie 90 vendidos en Suecia y Noruega. Pero desde esta misma semana Volvo pondrá a disposición de sus clientes europeos estas mismas tecnologías, que dispongan de vehículos basados en la arquitectura escalable de productos (SPA) o en la arquitectura modular compacta (CMA) desde el año 2016, además de que se incluirá de serie en todos los nuevos modelos a partir del 2020.

Hazard Light Alert Demonstration On Xc40

Con la tecnología de Alerta de Luces de Emergencia, cualquier vehículo que encienda dichas luces envía una señal a través del sistema para que todos los vehículos Volvo que estén en los alrededores conectados al servicio serán avisados, pudiendo evitar así un accidente especialmente cuando el otro vehículo en apuros se encuentra en curvas sin visibilidad o cambios de rasante. La Alerta de Firme Deslizante recoge información de los vehículos precedentes y avisar así a los conductores que se acerquen a una zona deslizante.

Pero esta no será la única medida de Volvo que revolucionará la industria a partir de 2020, ya que la compañía limitará la velocidad máxima de sus vehículos a 180 km/h; además, mediante cámaras y sensores instalados en el interior de sus vehículos, el vehículo podrá detectar si el conductor se encuentra bajo los efectos del alcohol o las drogas, pudiendo hacer que el sistema intervenga para evitar cualquier riesgo de accidente.

 

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.