Vídeo: un Mercedes-Benz GLA invade un cirucito y casi causa un accidente

Vídeo: un Mercedes-Benz GLA invade un cirucito y casi causa un accidente

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    5 diciembre 2020     2 minutos

Un Mercedes-Benz GLA ha entrado por error en el pit lane del circuito de Interlagos, Brasil, provocando casi dos accidentes con unos pilotos.

Imaginad por un momento que estáis a punto de disfrutar de una tanda en circuito, entráis en el pit lane para abarcar las vueltas y, de repente, os encontráis con un coche cruzado en vuestro camino. Pues esto mismo ha sucedido en el circuito de Interlagos, Brasil, donde el piloto de un coche muy similar a un KTM X Bow se encuentra sin previo aviso con un Mercedes-Benz GLA que casi provoca un accidente al invadir el pit lane por error.

No, no es broma, y es que el vídeo que ha compartido en Twitter Bruno Mantovani, uno de los pilotos que vivió la escena, es prueba irrefutable de ello. Y es que no fue el único que conductor que tuvo que clavar los frenos previo acceso a pista para evitar chocar contra el SUV alemán, cuyo conductor confesó días después haberse confundido.

Y es que parece ser que no es la primera vez que sucede esto en el circuito de Interlagos, ya que el propio Mantovani confiesa que hace no mucho fue testigo de una situación similar pero con un MINI Cooper. Sea como fuere, el conductor del GLA se ha defendido diciendo que estaba intentando encontrar la salida de un parking -aparentemente muy mal señalizada- y, de alguna forma u otra, terminó en el interior de la pista brasileña.

Video Mercedes Benz Gla Entrada Circuito Iterlagos 1

Durante unos pocos kilómetros, el conductor de este GLA intentó desesperadamente encontrar una salida tras darse cuenta de que se encontraba dentro de un circuito. Ante la desesperación del momento y viendo que la situación en la que se había metido sin comerlo ni beberlo, intentó salir por el pit lane. Craso error.

Y es que es justo por el pit lane por donde los pilotos entran al terreno de juego, por lo que se los iba a topar de frente tal y como ha sucedido. Ante esta situación, nuestro protagonista frena a tiempo -a lo que ayudó no ir a una excesiva velocidad- junto a otros coches que estaban a punto de entrar a pista. Varios ademanes mostrando confusión y un pequeño gesto de «¿estás loco?» han sido suficientes para que el conductor del GLA de media vuelta para intentar abandonar el circuito por otro lado.

Afortunadamente, la historia ha tenido un final feliz, y ni el conductor del Mercedes-Benz GLA ni los participantes de las tandas han sufrido ningún accidente. ¿La moraleja de la historia? Tened cuidado con las indicaciones y también con los accesos a los circuitos, que pueden llevar a confusiones tan peligrosas como esta que hoy nos ocupa.

Deja un comentario