31 agosto 2010 Berlinas, Familiar

volvo_16_gtdi.jpg

La confusa nomenclatura que ha adoptado Volvo con sus motores desde hace pocos meses se va a liar algo más. La gama de bloques de gasolina va a aumentar este otoño para los nuevos S60 y V60 con los T3 y T4, dos opciones basadas en el GTDi de 1.6 litros, cuatro cilindros, con inyección directa de última generación y con diferentes prestaciones.

Los nuevos GTDi son motores hechos de aluminio para reducir su peso y su tamaño compacto también colabora en ello. La inyección directa permite aprovechar la combustión de gasolina al máximo y así disminuir el gasto de combustible y las emisiones contaminantes. Esta se compone de inyectores localizados sobre el centro de la cabeza de cada pistón, junto a la bujía, que tienen seis agujeros y que pueden dosificar la gasolina que pasa.

volvo_16_gtdi2.jpg

Entre las características de estos inyectores están su capacidad para preparar mejor al motor para arranques en frío, calentar antes el convertidor catalítico y filtrar antes los gases nocivos o llenar más la cámara de combustión para, por ejemplo, que el turbo entre en acción antes y se obtengan mayores prestaciones a bajas revoluciones.

Estos dos motores GTDi serán el T3, de 150 CV y 240 Nm de par máximo, que sólo estará unido a una caja manual de seis marchas y el T4, de 180 CV y hasta 270 Nm para un breve empuje extra, que se podrá asociar tanto a la transmisión manual como a la automática Powershift, también de seis relaciones. Ambas opciones llevarán incluido un botón DRIVe con el que activar medidas para reducir consumos y emisiones: si se monta la manual habrá un sistema Start&Stop para las retenciones y si es la automática, la caja ella sola desactiva la marcha puesta si ve que no se pisa el acelerador para evitar rozamientos.

Fuente | Volvo


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *