Volvo XC90 T8, todos los detalles técnicos

Volvo XC90 T8, todos los detalles técnicos

Escrito por: Daniel Valdivielso   @valdi92    8 diciembre 2014     Sin comentarios     2 minutos

Volvo sigue enseñándonos de lo que es capaz. Esta vez, con motivo del lanzamiento de la segunda generación de su buque insignia, el XC90, ha desarrollado un nuevo grupo motopropulsor que hará las delicias de los más exigentes.

Su denominación comercial será XC90 T8, y se coronará como el tope de gama dentro de las opciones mecánicas del gran SUV sueco.

Por primera vez en Volvo, un vehículo de producción va a montar un sistema híbrido que combina la acción de un motor de gasolina con otro eléctrico, de ahí su denominación T8, hasta ahora reservada para motores térmicos de gasolina turboalimentados (T4, T5, T6).

Volvo-XC90-3

Los elementos principales del sistema del XC90 T8 son, en primer lugar, un motor de gasolina de nueva factura, perteneciente a la familia Drive-E, con cuatro cilindros y dos litros de cilindrada. Gracias a la sobrealimentación y a la implementación de tecnologías como la inyección directa, ofrece 318 CV y 400 NM.

En segundo lugar, hablamos de un motor eléctrico que, alimentado por un sistema de baterías de ión-litio de alto voltaje (270-400 V), es capaz de ofrecer 88 CV. Cuando ambos propulsores trabajan conjuntamente, la potencia total del sistema alcanza los 400 CV, con un par máximo de 640 NM.

XC90 2

Ambos sistemas trabajan en perfecta armonía gracias a la acción de una caja de cambios automática de 8 velocidades y de un innovador generador instalado en el cigüeñal (CISG), que cumple con varias funciones entre las que se encuentran la de proporcionar un arranque suave, o la inyección de 150 NM de par extra en caso de una demanda extrema de potencia.
Las prestaciones del XC90 T8 son brillantes, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 5.9 segundos, consumiendo según homologación en ciclo mixto tan sólo 2.5 litros cada 100 km.

Este Volvo cuenta además con 5 modos diferentes de conducción, Hybrid, que es el modo por defecto en el que el sistema determina en todo momento la combinación perfecta de potencia, Pure Electric, con el que el XC90 puede rodar hasta 40 km utilizando exclusivamente la electricidad, Power Mode, en el que se dispone de la máxima potencia, AWD, con el que se dispone siempre de tracción a las cuatro ruedas, y Save, que posibilita el «almacenamiento» de energía en la batería para su uso posterior.

Fuente | Volvo

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.