27 junio 2009 Compactos, Pruebas

Alfa MiTo 1.4 TB 120 CV

Tras hablar de las prestaciones, el motor y las líneas de diseño del Mi.To, no queda otra que hablar de uno de los aspectos que personalmente más tengo en cuenta para adquiriri un coche: la seguridad.

Es un coche deportivo, pero además muy seguro, estable en carretera, en curvas cerradas es muy domable y lo mejor es la sensación que ofrece de seguridad, puesto que no se mueve ni un centímetro más de la cuenta, va sobre raíles hasta en las condiciones más extremas y no existen latigazos en ningún momento que nos hagan corregir la dirección en el momento más inesperado.

Equipamiento de seguridad

Y es que, a pesar de parecer un coche algo subido de precio en su origen, cuando nos introducimos en los elementos de seguridad activos y pasivos que dispone, no nos lo parece. De serie cuenta con 7 airbags que engloban los de conductor y pasajero, laterales, de cortina y de rodilla para el pasajero. Cuando nos ponemos en marcha nos recuerda que no nos hemos puesto el cinturón, tanto conductor, pasajero o cualquier ocupante de las plazas traseras. Los reposacabezas anteriores disponen del sistema anti-latigazo, que evita lesiones de cuello tanto en choque frontal aunque principalmente en golpes traseros.

Alfa MiTo 1.4 TB 120 CV Airbags

Los elementos de seguridad pasiva son bastante completos y adaptados a la conducción deportiva. Aunque más tarde hablaremos de los modos de conducción dna, la regulación electrónica de cada elemento se ha tenido muy en cuenta, ya que aun siendo un coche pequeño, el equipamiento lo hacen un coche grande.

Si de algo puede presumir el Alfa MiTo es de ofrecer aplomo y asentamiento sobre la carretera (no nos cansaremos de decirlo), que se consigue con el sistema Alfa Q2, un diferencial de deslizamiento limitado que reparte el par a las ruedas motrices de forma contínua y dinámica en función del estado y condiciones del asfalto. Para lograr esto, también se apoya en el sistema VDC (control dinñamico del vehículo) que no hace más que controlar en todo momento la trayectoria y estabilidad del vehículo y es capaz de hacer intervenir automáticamente cualquier elemento asociado a él (ABS, ASR y BAS) para ejercer una fuerza de frenada o reducción de par a las ruedas que lo necesiten, sin alterar la trazada de la conducción.

La ayuda a la conducción Hill Holder o asistencia de arranque en pendientes nos puede sacar en más de una ocasión de un apuro evitando que el vehículo se desplace hacia atrás en pendientes pronunciadas pudiendo dañar a algún vehículo que esté parado o estacionado.

Equipamiento base

Alfa MiTo 1.4 TB 120 CV

En el habitáculo no podemos presumir de llevarnos un coche cargado de tenología, ya que no incorpora muchos elementos de serie -aunque tampoco los necesita-, y eso hace reducir ligeramente el precio base, pudiendo elegirlos o no y ahorrarnos algunos euros. En nuestro caso, además del tercer reposacabezas trasero (250 euros), el coche incorporaba el pack Sport (890 euros), muy adecuado para el modelo y que recomiendo sin duda alguna. Entre otras cosas incluye paragolpes posterior deportivo, llantas de aleación de 17 pulgadas, cuadro de instrumentación sport, spoiler trasero, pedales deportivos en color plata y tapicería sport.

Lo que más se echa de menos son guanteras ocultas, es decir, para guardar objetos personales y que no sean visibles desde el exterior. La guantera del pasajero no es excesivamente grande, si bien cabe la documentación y algo más, aunque no de forma exagerada. En la parte inferior del lado izquierdo del volante, disponemos de un compartimento de un tamaño reducido (ver imagen) donde podemos colocar las llaves, mando del garaje y poco más, por lo que recomiendo sin ninguna duda el reposabrazos delantero (90 euros), que además de ayudarnos a adquirir una posición cómoda en trayectos largos (y cortos), dispondremos de un poco más de espacio oculto.

Alfa MiTo 1.4 TB 120 CV

La radio-cd de serie, aunque con 8 altavoces, es extremadamente sencilla, aunque es capaz de leer formato MP3. Algo que no he encontrado (y eso que lo he buscado) ha sido la función random a la hora de reproducir un CD. Un opcional interesante, además de para mejorar la seguridad y si queremos hablar por el móvil, es el sistema Blue&Me con conexión USB (330 euros).

Inmediatamente debajo, nos encontramos con la climatización del vehículo. Es totalmente manual y quizá algo rústico que con mandos modernos, recuerda a los coches de hace unas décadas y más si estamos acostumbrados a un climatizador. La opción de climatizador bi-zona (400 euros) es muy buena para estos casos, sobre todo en viajes largos donde es difícil conseguir una climatización constante sin regular el ventilador.

Alfa MiTo 1.4 TB 120 CV

La bienvenida y despedida a la hora de entrar y salir del vehículo también tiene un ritual que nos hace sentir el Cuore Sportivo de la marca. Cuando entramos, nos sentamos y cerramos la puerta, en el cuadro de instrumentos se visualiza un frontal del Alfa MiTo acercándose a nosotros (ver imagen) y se aleja, mostrando la parte trasera, a la hora de quitar la llave de la ranura (ver imagen). Además, a la hora de poner el contacto, las agujas de velocidad y revoluciones en el cuadro se disparan hasta alcanzar su máxima posición para volver a 0 de nuevo (ver imagen).

Algo curioso y que me ha llamado la atención es la ausencia de luces de posición. En la palanca sólo existe una posición, si bien podemos configurar en las opciones del display en el cuadro de instrumentos, la posibilidad de llevarlas las 24 horas encendidas (que debería ser casi obligatorio) o de no llevarlas. Sigo viendo un atraso la colocación de una antena externa visible. No veo un desembolso realmente importante integrarla en el parabrisas delantero por parte de la marca y nos ahorrará robos y roturas innecesarias en túneles de lavado por ejemplo.

Alfa MiTo 1.4 TB 120 CV

Los consumos no es lo mejor del coche ya que este motor es un tragón, incluso a bajo régimen, porque el motor no invita a una conducción económica, sino que pide más bien todo lo contrario: una conducción alegre y divertida que no se puede obtener de otra manera que llegando, no al corte de inyección, pero sí cercano a las 4.000 o 4.500 vueltas. Gracias a sus 45 litros de depósito de combustible y su consumo oficial extraurbano establecido en 5 l/100km, la autonomía alcanza los 900 km, aunque no hemos conseguido visualizar esa cifra en la pantalla en ningún momento. El consumo oficial urbano es de 8,1 l/100 y el mixto se sitúa en los 6,1 l/100.

A 120 km/h constante de marcador (y bien es cierto que por alguna zona de obras en la AP-7), obtuvimos una media de consumo de 6,9 l/100 durante 110 km, prueba de que a la mínima que nos salgamos del guión o de la legalidad, tiraremos los resultados por la borda. Al coche le hicimos casi 1.900 km, de los cuales un 70% aproximadamente fueron por autopista (el 30% restante por ciudad) con una media entre 140 y 150 km/h y obtuvimos una media de 11,3 l/100, cifra demasiado alta para los que estén acostumbrados a un diésel, pero que no se aleja tanto de la realidad para un gasolina de estas características.

Alfa MiTo 1.4 TB 120 CV

Sin lugar a dudas una de las ventajas del Alfa MiTo en cuanto a conducción se refiere es el triple modo de conducción que se puede elegir en caliente y que permite establecer una configuración del coche lo más adecuada posible a la carretera. Este sistema, a diferencia de otros de gama media-alta no actúa sobre la amortiguación, sino que actúa sobre el rendimiento del motor, dirección y elementos de seguridad electrónicos. Lo que no me ha gustado es que no se

Se denomina dna por las iniciales de los tres modos: dynamic (o deportiva), normal y all-weather. Esta última no hemos podido probarla muy a fondo, ya que está pensada para situaciones de hielo/nieve en la calzada o lluvia demasiado intensa y en la época en la que estamos era difícil conseguir situaciones de este estilo. No obstante, se nota que la respuesta del motor es lenta, el sistema VDC actúa a la mínima y el ASR se desactiva prácticamente, haciendo la conducción más suave. Cuando llevemos cadenas de nieve es el modo óptimo para conducir.

Nos centraremos en la posición dynamic, la más adecuada al coche y la que deberíamos establecer casi en todo momento. Además de endurecer la dirección (en modo normal me parece demasiado blanda), actúa en la respuesta del coche al acelerador, reduciendo los tiempos de aceleración y ofreciendo más potencia a las ruedas a menores revoluciones. También entra en marcha el Q2 electrónico (es el único modo donde lo hace) y en general, la sensación al volante es realmente deportiva, siendo los sistemas VDC y ASR menos intrusivos, dejando al conductor disfrutar de toda la capacidad del coche. El modo normal está programado con la configuración estándar del coche y de los sistemas electrónicos, más idóneo para ciudad y velocidades hasta 60 km/h.

Alfa MiTo 1.4 TB 120 CV

En líneas generales hemos comprobado que el Alfa MiTo cuesta lo que vale, si bien no todo el mundo está dispuesto a gastarse ese dinero y prefiere reducir en exclusividad y deportividad para invertirlo en practicidad. Es un coche seguro y da esa sensación en carretera, además de ser reconocido con 5 estrellas euroNCAP en accidentes.

Es un coche dinámico, llamativo y exclusivo y más bien juvenil, aunque esto no quita que los menos jóvenes disfruten igual o más, volviendo a sentirse veinteañeros. Ofrece sensaciones al volante únicas y que permiten descargar esa adrenalina interior que todos llevamos dentro, que hace rectas las curvas más cerradas y que la sensación es realmente agradable y divertida. Es un coche ocasional o para dos personas, no debemos de verlo como un coche familiar, ya que en la medida de lo posible, evitaremos las plazas posteriores por ser realmente estrechas. Está diseñado para lo que es y la marca italiana ha hecho los deberes y conseguido introducirse en un sector donde aún no tenía producto para competir.

Fotos | Jorge Rubio y Highmotor


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. La tecnología MultiAir del Alfa Romeo MiTo a prueba 28 octubre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *