7 noviembre 2012 Curiosidades, Deportivos

El Audi TT lleva con nosotros ya bastantes años. Me acuerdo de la primera vez que lo pude ver en el Salón del Automóvil de Madrid allá por el 2006 si la memoria no me falla. Contaba con un diseño bastante revolucionario respecto a su competencia, pero con el paso del tiempo, y aunque sigue siendo muy bonito, ya se le empieza a ver un tanto anticuado.

Se espera que la tercera generación del modelo llegue al mercado en el 2014 con cambios que seguramente a más de uno le sorprenderá. La revista Autocar afirma que la marca de los cuatro aros hará volver al TT a sus orígenes, cambiando las formas y líneas actuales pero siempre con las características de cualquier Audi.

El modelo se llegaría a montar en la plataforma MQB que permitirá un voladizo delantero más corto y una distancia entre ejes más larga. El aluminio cobraría mayor importancia para hacerlo más rápido y con un mejor manejo. En este último caso, Audi informa de que la orientación del vehículo sería ser igual de bueno que su primo lejano el Porsche Boxster.

Es algo que sorprende en una marca tan continuísta y que poco arriesga en sus diseños. De hecho, yo pensaba (sobre esta firma únicamente) que teniendo algo bueno ya no era necesario cambiarlo completamente, pero parece ser que los directivos germanos necesitan captar clientela y puede que la principal forma de hacerlo sea arriesgando de vez en cuando, algo que no veo nada mal, incluso puede que sea necesario.

Mecánicamente no habría novedad alguna. Estarían los míticos 2.0 TFSI con sus diferentes potencias, un todopoderoso 2.5 TFSI con cinco cilindros y posiblemente, y aunque no al comienzo de la producción, podría llegar un propulsor diésel. Dudo que en este deportivo intenten introducir una mecánica híbrida.

Vía | Autocar


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 7 noviembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *