21 noviembre 2014 Deportivos, Híbridos, Industria

bmw-i8

El BMW i8 ha estado acompañado de una gran expectación desde que no era más que una idea. Meses antes de que saliera a la venta, la marca alemana adujo como prueba de su éxito que ya había vendido más de un año de producción del modelo, que se fabrica en la factoría alemana de Leipzig.

Apenas empezó 2014, los clientes interesados en el i8 debían esperar todo un año para obtener su unidad. Hoy la demora puede alcanzar hasta dieciocho meses, una cifra que ya está rayando lo inaceptable para quienes han adquirido un ejemplar valorado en casi 130.000 euros y también para la propia BMW, tal y como ha confirmado el jefe de ventas Ian Robertson a Automotive News en el Salón de Los Ángeles.

La marca germana está barajando posibles soluciones para este problema y una de ellas pasa por fabricar más unidades. “Debemos hallar formas de incrementar la producción del i8 porque las listas de espera en algunos mercados se están prolongando demasiado”, reconoció Robertson en la entrevista realizada este miércoles.

Según el ejecutivo, lo ideal para este tipo de vehículo diseñado a medida sería que el tiempo de espera no rebasara los seis meses. Hasta octubre de 2014 (el i8 salió a la venta en junio en Europa y en agosto en los Estados Unidos), BMW ha entregado 760 unidades, la mayoría de ellas en Alemania (299), seguida de cerca por los Estados Unidos (271).

Vía | Automotive News


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *