17 enero 2017 Coupés

El BMW Serie 4 recibirá una pequeña actualización que acentuará su carácter deportivo

El BMW Serie 4 se ha convertido desde su llegada en el 2013, en mi opinión, en uno de los modelos más bonitos, sino el que más, del catálogo de la firma alemana. La imagen de este elegante y deportivo coupé ha enamorado a numerosas personas, llegándose a vender hasta finales del 2016 la cifra de 400.000 unidades repartidas por todo el mundo.

Su estética después de estos años sigue siendo actual, pero en BMW han decidido que ha llegado la hora de hacerle un pequeño lavado del cara al Serie 4 que afectará a todas sus carrocerías: Coupé (dos puertas), Gran Coupé (cinco puertas) y Convertible. En el exterior lo que más destaca es el nuevo grupo óptico LED, tanto delantero como trasero, y las luces antiniebla también LED ahora de serie en todos sus variantes; el paragolpes con entradas de aire modificadas también es de nueva factura y se ha instalado un nuevo faldón trasero. Para rematar, el BMW Serie 4 tendrá de manera exclusiva los colores Azul Snapper Rocks y Naranja Sunset Orange y nuevas llantas para los acabados Sport, Luxury y M Sport.

El BMW Serie 4 recibirá una pequeña actualización que acentuará su carácter deportivo

En el interior también se producen ligeros cambios con la introducción de nuevos detalles en acabado galvanizado y en cromo, así como el color negro brillante para la consola central que pretende reforzar la sensación de exclusividad y calidad, y la doble costura para el panel de instrumentos. También se ha intentado aumentar las opciones de personalización del interior, con tres nuevos colores para la tapicería y tres nuevas molduras.

En el caso del equipamiento también han querido hacerlo más intuitivo, esto afectará al sistema de navegación opcional Professional, que será personalizable y más sencillo de usar gracias al nuevo interfaz basado en los modelos superiores de BMW. Además, podrá instalarse un cuadro de instrumentos multifuncional, que se caracteriza por ofrecer distintos modos de visualización de las pantallas, todo ello dependiendo del modo de conducción seleccionado.

El BMW Serie 4 recibirá una pequeña actualización que acentuará su carácter deportivo

Para el apartado dinámico, se ha intentado remarcar el gran carácter deportivo del BMW Serie 4 con una nueva configuración de la suspensión, ahora más rígida pero igualmente confortable. Gracias a estos cambios la dinámica tanto lateral como longitudinal se ha visto mejorada, por lo que tendrá una mayor estabilidad en recta unido a cambios de dirección más precisos y rápidos. Estos cambios afectarán a la suspensión estándar y las suspensiones opcionales M Sport y adaptativa.

Por último, sus motores se han visto actualizados con lo último en cuanto a la tecnología BMW EfficientDynamics, además de equipar todos ellos tecnología TwinPower Turbo. Con esto se ha conseguido que alguno de los propulsores haya aumentado su potencia, pero a pesar de ello todos han visto como se han reducido sus consumos. Por lo tanto, la gama gasolina queda comprendida por el 420i de 184 CV, el 430i de 252 CV y el 440i de 326 CV; mientras que la gama diésel ahora se compone del 418d de 150 CV (este solo disponible para el Gran Coupé), el 420d de 190 CV, el 430d de 258 CV y el 435d de 313 CV. Prácticamente todos ellos con cambio manual o automático, así como tracción trasera o permanente con el sistema xDrive. El BMW M4 mantiene su mismo motor de 3.000 CC y 431 CV de potencia.

Su disponibilidad será prácticamente inmediata, pero desde BMW no nos han revelado los precios que tendrá el nuevo BMW Serie 4 para el mercado español. Tendremos que esperar para descubrirlo.

Fuente | BMW


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *