15 junio 2012 Industria

Si creías que la situación actual de las ventas es mala, espera un poco más para ver si no empeora. Porque al menos para Carlos Ghosn, la situación se mantendrá por mucho tiempo más. Y si lo dice alguien que tiene información de primera mano de las reacciones de la economía y que podría anticipar algo de lo que podría ocurrir de aqui a fin de año, hazle caso.

Semejante noticia tan desesperanzadora, la ha lanzado Carlos Ghosn en EEUU, con motivo de unas joradas organizadas en Nueva York por el diario Wall Street Journal. Ghosn ha señalado que el mercado en Europa no crecerá y que seguirá estancado por 3 o 4 años más.

Tanto Renault como Nissan, que aún cuentan con una parte del mercado en Europa bastante respetable a pesar de todo, se “preparan para lo peor”, de acuerdo al ejecutivo. Ghosn tampoco ha dejado de mencionar los costos de producir coches en Japón para Nissan, debido a la alta cotización del yen, más leña al fuego de la estabilidad para una de las marcas del grupo que lidera y rumores de cierre de plantas en países cuyas divisas (y salarios) se cotizan más alto que en otros.

No sé qué puede ser peor que esto, pero que la recuperación no iba a caer pronto, eso ya era sabido. Lo peor es que los consumidores, los ciudadanos de a pié, tendremos que cargar con este peso sobre la espalda por… algunos años más, si atendemos a lo que dice Ghosn.

Para las grandes compañías la situación siempre es recuperable; y una de las soluciones posibles desde el punto de vista de las marcas, es la fusión, fusiones muy radicales entre dos o más compañías. Pero en el caso de que alguien tuviera que hacer el primer movimiento, este no sería el grupo Renault-Nissan liderado por Carlos Ghosn; el tema ha quedado fuera de toda posibilidad, según lo que ha anunciado: “la fusión no ocurrirá, incluso si yo me retiro”.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *