26 abril 2009 Industria

chrysler-canada.jpg

Otra noticia más que suaviza el duro proceso que están sufriendo Chrysler y sus trabajadores para facilitar la entrada de Fiat al grupo y lograr la viabilidad que le pedía el Gobierno estadounidense antes del 30 de abril. Si hace un mes el fabricante norteamericano comunicaba que no había logrado resultados positivos de sus reuniones con el sindicato de trabajadores canadiense (CAW), ahora por fin han conseguido una propuesta con unas concesiones apropiadas.

No obstante, este acuerdo todavía debe votarse este fin de semana, y según los representantes de CAW, el camino ha sido poco menos que “tortuoso e injusto”. De aprobarse, la división canadiense de Chrysler conseguiría ahorrar 240 millones de dólares (unos 148 millones de euros) gracias a reducción de costes laborales, reajustes de producción y otras modificaciones. Los puntos concretos de las concesiones los tenéis tras el salto.

La reunión entre representantes de Chrysler, Fiat y la CAW ha dado como fruto un acuerdo por el que:

  • Se mantienen las pensiones y los sueldos, por el momento.
  • Aunque todavía no está concretado, Chrysler y la CAW crearán un fondo para la seguridad social de los trabajadores que siga el modelo del fondo VEBA que elaboraron la UAW y General Motors.
  • Fin del tercer turno de la planta de Windsor este agosto.
  • No se cierra ninguna de las fábricas canadienses de Chrysler.
  • Chrysler ya no pagará las habitaciones de hospital semi-privadas.
  • Se elimina el descuento del precio de los vehículos para los trabajadores y el reintegro de las cuotas de formación.
  • Aumento de los costes de prescripción.
  • 40 minutos de descanso por turno.
  • Las plantas canadienses de Chrysler se adaptarán al método de producción de Fiat.
  • Chrysler podrá utilizar trabajadores a tiempo parcial cuando lo considere necesario.
  • Los proveedores de componentes podrán trabajar dentro de las plantas de ensamblaje de coches.

A pesar de estas negociaciones, nada asegura que finalmente Chrysler opte por la suspensión de pagos que ya está preparando junto al Departamento del Tesoro de Estados Unidos. De hecho, la administración de Obama ya había acordado con la Unión estadounidense de Trabajadores de la Automoción (UAW) un plan para proteger las prestaciones laborales en ese extremo caso.

De realizarse la suspensión de pagos, el líder de la CAW, Ken Lewenza, ha declarado que negociadores de Chrysler y Fiat le explicaron que el grupo norteamericano se dividiría en dos partes, una “buena” con las marcas rentables y otra “mala”, igual que pasaría con General Motors.

La semana próxima va a ser una de las más importantes en la historia de Chrysler, pues su supervivencia dependerá de si logra negociar su deuda, mantener las exigencias de los sindicatos y que Fiat entre en el grupo, si es que ésta no espera a que Chrysler se “desintegre” para hacerse con los restos que más le convenga.

Vía | Autoblog


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 26 abril 2009
  2. Chrysler llega a un acuerdo con el Sindicato de Trabajadores Canadiense | TecnoCoches.com 27 abril 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *