15 mayo 2017 Berlinas

presidential-ds7-5

Los coches de los presidentes de muchos países son auténticos tanques, vehículos especialmente preparados para llevar con seguridad a la persona más importante de cada uno de ellos y nos muestran las bondades de los coches nacionales. Eso, claro, si el país en concreto tiene industria automovilística. En el caso de Francia tienen dónde elegir, aunque históricamente sabemos que, pese a contar con varias marcas importantes, será un coche de PSA el elegido para el paseo entre el Arco de Triunfo y el Elíseo.

A lo largo de las distintas proclamaciones presidenciales ha sido un coche del grupo PSA el elegido, aunque de distintas marcas. En esta ocasión, Emmanuel Macron ha sido fiel a esta premisa y el coche con que ha realizado ese paseo ha sido un DS7 Convertible, creado adrede para la ocasión y en el que se ha añadido un techo descapotable, una condición indispensable, ya que el presidente suele asomarse por él para saludar a los franceses.

presidential-ds7-1

La unidad que ha utilizado el presidente francés ha sido el buque insignia de la marca Premium francesa, ligeramente transformado para que sea un coche imponente y que pueda ser utilizado para un momento tan importante para los franceses. Para la carrocería se ha optado por un color serio y solemne, un azul oscuro que en algunas imágenes se percibe como negro, decorado con varios detalles que recuerdan al país que va a presidir Macron.

Los presidentes de Francia eligen los coches de PSA para su primer trayecto hasta el ElíseoAdemás, tanto las ruedas como otros elementos de la carrocería cuentan con detalles en dorado, para señalar que es un coche especial, destinado para este uso institucional y que no tiene más función que estar presente en los momentos más importantes de la presidencia. En el interior se ha elegido un cuero negro para la tapicería y se ha creado un espacio confortable, más de lo habitual, para que el dignatario vaya cómodamente sentado cuando pueda dejar de saludar a los congregados en los Campos Elíseos.

DS repite como marca elegida para este primer paseo presidencial, ya que el anterior presidente, François Hollande, eligió el predecesor del actual modelo, el DS 5, para su primer paseo presidencial. Antes, Nicolas Sarkozy optó por un Peugeot 607, que aunque no es un Citroën, también pertenece al grupo PSA, por lo que viene a ser lo mismo.

Antes, tanto Jacques Chirac como Françoise Miterrand utilizaron modelos Citroën para esas primeras citas presidenciales. Lo que no sabemos es si el coche presidencial tiene el blindaje y el equipamiento que utilizan otros jefes de estado, como el presidente estadounidense o el ruso, que tienen a su disposición auténticos búnkers rodantes, aunque este coche parece mucho más ligero y práctico.

Vía | Carscoops


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *