2 febrero 2012 Industria

Quién diría hace unos pocos años que de dos grupos automovilísticos tan dispares y en situaciones poco parecidas como Chrysler y Fiat iba a ser el estadounidense el que a la larga saliera mejor parado. No es un secreto que la remontada milagrosa del pentágono estrellado de Auburn Hills contrasta con las penurias por las que está pasando el conglomerado italiano en su continente natal.

Lo que sí había sido un secreto celosamente guardado durante lustros era la contabilización de esas dificultades de Fiat. Una vez más, su consejero delegado, Sergio Marchionne, ha marcado esta semana un punto de inflexión en la industria revelando semejante secreto, uno que tan solo Ford había osado mostrar antes. En 2011, la división automovilística del grupo italiano perdió 500 millones de euros.

El jefe corresponsal en Europa de Automotive News, Luca Ciferri, explica bastante bien en su último artículo el principal motivo por el que Marchionne ha dado este paso ahora y no antes. Los que sigáis con asiduidad las noticias de las “trastiendas” de los salones del automóvil recordaréis que el pez más gordo de Chrysler y Fiat lleva tiempo denunciando la lacra más grave de la industria europea: su sobrecapacidad de producción.

El ejecutivo italiano ha utilizado el ejemplo de un gran grupo como es Fiat para ilustrar la teoría que difunde allá por donde va (cuando en realidad los analistas preveían que perdería 700 millones). Y otras cifras parecen darle la razón; si bien las fábricas europeas tienen capacidad para producir más de 20 millones de vehículos anuales, en 2012 se espera que apenas se vendan 12 millones.

Para deshacerse del stock, las marcas aumentarán sus ofertas y reducirán los beneficios, por lo que las plantas de producción serán incluso menos rentables. Se estima que para que eso no ocurra, una fábrica debe de funcionar como mínimo al 80% de su capacidad. Las que le quedan a Fiat en Italia, tras cerrar la de Sicilia, están a la mitad y Marchionne no cree que mejore su situación hasta 2014. Su esperanza de momento es el Panda, que mantendrá viva a la de Mirafiori. No obstante, si la historia por ahora vaga de la posible fusión con el grupo PSA termina bien, puede que la pesadilla acabe más pronto.

Vía | Automotive News


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • Xoan

    En Europa unos tienen sobreproducción y otros tienen que meter turnos adicionales. Hay marcas alemanas que están al límite y ya no pueden producir más. La cuestión es que Fiat con los modelos que tiene es lógico que no venda lo que quiere vender. Entonces la sobreproducción no es Europea, es de algunas marcas que pueden producir mucho más de lo que venden.

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 2 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *