7 diciembre 2011 Híbridos, Tecnología

Hace unos días que venimos analizando el tema de las baterías que se han incendiado en algunos Chevy Volt en EEUU, principalmente las unidades que habían sido sometidas a pruebas de choque por la NHTSA. Por ello, el organismo norteamericano de seguridad ha comenzado una investigación sobre los Volt y otros eléctricos por la peligrosidad de estas baterías de litio.

El llamado de la NHTSA, ha sido suficiente para que Dan Akerson ofreciera recomprar algunos Volt y volver a diseñar las baterías. Pero parece que se ha encontrado una solución más viable que diseñar nuevamente las baterías, algo que le hubiera puesto la cruz encima al Volt, sin duda. La nueva solución consiste en reforzar el contenedor de las baterías y mejorar la protección del líquido refrigerante de las baterías.

Dicha solución no es remedio de millones de dólares, tal es el costo de un nuevo desarrollo de baterías, sino que solo le costará a GM unos 1.000 dólares por vehículo. Sin embargo, no hay garantías de que la NHTSA vaya a dar el visto bueno a la solución al problema calificándolo como una chapucera, obligando a GM a tomar más en serio este problema.

Mientras tanto, el Volt sigue perdiendo prestigio y ventas en EEUU. No se sabe mucho más acerca de los modelos dedicados a Europa o incluso al mismo Opel Ampera, ya que todavía siguen “congelados” hasta que no se le dé una solución al tema de las baterías, al menos dentro de la unión americana.

Vía | Autonews


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 7 diciembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *