4 julio 2008 Publicidad, Vídeos

Eso es, diferenciando. Hace unos días hablábamos del poder que tenían los publicistas de Mercedes, un poder que ninguna otra marca era capaz de darle a aquellos responsables de anunciar sus coches: dar por hecho que su coche ES el deseado.

Puede que te des o no cuenta cuando ves un anuncio, pero esos mensajes se aceptan, se comprenden y lo más importante, se interiorizan. BMW se permite el lujo también de usar técnicas similares pero como siempre diferentes, ya que las tres puntas de lanza germanas (Audi, BMW y Mercedes) son tres competidoras que nada tienen que ver entre sí.

La protagonista de hoy vuelve a mostrar con esta campaña “Hay coches… y BMW’s” que cuatro ruedas y un volante no es sinónimo en su caso de utilitario. No, es sinónimo de diversión, disfrute y sensaciones. Los BMW’s se despuntan de lo fria y meramente funcional y quieren ser algo más.

Sus compradores no tienen por qué comprenderlo pero todos lo conocen. ¿La magia de BMW? Yo diría que si. Otro buen anuncio que sumar a su historial.

Vía | Historias del Motor


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *