12 marzo 2012 Industria, Salón de Ginebra

2012 Jaguar XF

La pareja de marcas británicas, de la que es dueña Tata Motors, está viviendo una de sus mejores épocas. Por eso quiere aprovechar el tirón que tiene para expandirse a mercados nuevos y de maneras distintas. Y si hay un enclave predilecto para las firmas de lujo ahora mismo ese es Asia. China ha demostrado ser un buen lugar para empezar, o incluso quedarse, para las más ambiciosas y Jaguar-Land Rover está perfilando su mayor papel en ese país.

Su intención es establecer parte de su producción allí para las unidades que venda en la región. Sin embargo, el Gobierno chino obliga a todo fabricante automovilístico extranjero con esos planes a antes aliarse con otro de ese país para fomentar su industria nacional. De esa unión debe surgir además una nueva submarca que combine los conocimientos y tecnología de ambas. Blanco y en botella.

Jaguar-Land Rover parece tener claro con quién flirtear en su entrada en China, según comenta Autocar por lo que ha podido saber en el Salón del Automóvil de Ginebra. Aunque su consejero delegado, Ralf Speth, fue bastante críptico al declarar que están “en negociaciones y hay muchas oportunidades”, la publicación británica afirma que es Chery la que le está siguiendo el juego.

Eso sí, la cuestión de formar una nueva marca se la van a tomar con calma. “Hay que hacer que sea rentable. Tiene que ser un negocio serio”, declaró Speth. Pero desde luego por ahora tienen muchas posibilidades y la ventaja de que sus modelos son conocidos en la región desde hace bastantes décadas. De hecho, Autocar afirma que incluso supondría la oportunidad de rescatar la marca Daimler.

Vía | Autocar


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 12 marzo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *