30 noviembre 2012 Curiosidades, Industria

En una de las batallas jurídicas más grandes que se han dado entre un CEO y una marca, dentro del medio automovilístico, la de Lotus y Dany Bahar parece ir encaminada a por el título mundial. Como seguramente recordaréis, Bahar era el anterior CEO de Lotus, que fue despedido hace unos meses por empleo irresponsable de los fondos de la compañía. La respuesta no tardaba en llegar: Bahar respondía con una demanda por unos 4 millones de euros por despido injustificado.

El caso todavía está en los tribunales laborales de Londres, aunque ahora Lotus ha contraatacado con una nueva demanda que ha iniciado contra Bahar por su cuenta. En ella, acusa al malogrado CEO de haber usado fondos reservados de la compañía para alimentar su alocado ritmo de vida entre el lujo y la opulencia; gastos de viajes en helicópteros, jets privados, chóferes y diez relojes de alto costo que supuestamente eran para regalar a algunos de sus ejecutivos.

El nuevo caso ha sido presentado en los juzgados con una frase que podría ser lapidaria para Bahar. De acuerdo a Lotus, el CEO hizo todo lo contrario a lo que se debía hacer: sacar a flote a la marca y dar vuelta la tortilla para que generase dinero y no para que lo pierda.

En la actualidad Lotus se encuentra bajo la órbita de la compañía DRB-Hicom, de Malasia. Los planes a futuro para la marca, son intentar sacarla a flote en los próximos meses y no se descarta una venta si la situación de liquidez no puede ser remediada.

Vía | Automotive News


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 30 noviembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *