22 noviembre 2016 Eléctrico, Superdeportivos

NIO EP9

Los coches eléctricos están cada vez más lejos de lo que teníamos en mente hace unos años. Ya no son pequeños vehículos de apoyo que circulan a velocidades muy bajas y con una carga muy limitada. Poco a poco los hemos visto en ciudades, ocupando su espacio en nuestras calles y cada día nos llegan nuevas noticias sobre su aplicación en otros ámbitos, siempre con una batería cada vez más interesante y suficiente para disfrutar al máximo.

El diseño del coche está pensado para crear una imponente fuerza de empuje que hará que el conductor pueda disfrutar de manera espectacular de la potencia que se esconde bajo el asiento. La solidez estructural se ha reforzado para aportar el dinamismo adecuado y las capacidades aerodinámicas han sido optimizadas. Hay que tener en cuenta que este modelo tiene una capacidad de viraje de 3G, lo que exige que la composición y el diseño tenga que ser adecuado para resistir esas capacidades.

NIO EP9 side

Si hablamos de potencia, sabemos que este modelo cuenta con cuatro motores independientes, uno situado en cada rueda. Cuenta con cuatro cajas de cambio, también independientes, que permiten que la potencia total de este coche sea de 1 megawatio, lo que equivale a 1.360 CV. Con estas cifras, el NIO EP9 consigue acelerar de 0 a 200 km/h en 7,1 segundos. Ojo, a 200 km/h, no a 100 km/h.

La velocidad máxima del modelo es de 313 km/h y sus baterías intercambiables pueden ser recargadas solo en 45 minutos y a plena carga tiene una autonomía de 427 kilómetros. Y hemos dicho que se trata del coche eléctrico más rápido del mundo y eso lo ha demostrado en la pista de pruebas más exigente, donde todos los coches acaban pasando en un momento u otro, el circuito de Nürburgring.

NIO EP9 front

En el “Infierno Verde“, que es como se conoce a esta pista, el NIO EP9 consiguió recorrer los 20,8 kilómetros en 7 minutos y 5,12 segundos, consiguiendo el récord de velocidad para este tipo de vehículos. Además, también batió el récord en el Circuito Paul Ricard, con un tiempo de 1 minuto y 52,78 segundos, rompiendo el anterior, establecido en 2 minutos y 40 segundos.

Este modelo es el primero que surge de NEXTEV, la compañía que ha lanzado la marca NIO, así que se han esmerado para presentar en él toda la tecnología más adecuada para crear una serie de vehículos que lleguen detrás de él. Desde la empresa creen que los coches eléctricos serán la norma a partir de los próximos años y nos ayudarán a crear una atmósfera más limpia y respirable.

Fuente | NEXTEV


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *