29 marzo 2017 Familiar, Pruebas

seat-leon-st-highmotor-20

El SEAT León es uno de los modelos más populares del mercado español. Tras ligera renovación hace unas semanas, hemos querido invitarlo a nuestra sección de pruebas.

Con nosotros está el SEAT León en su carrocería familiar ST, propulsado por su motor 1.4 TSI ACT de 150 CV en la que se supone una de las combinaciones más equilibradas.

A finales del año pasado conocíamos en primera persona la actualización a media vida de la tercera generación del SEAT León, un modelo que se ha convertido en uno de los pilares fundamentales de la gama del fabricante español. Su diseño se mantiene prácticamente igual, pero los pequeños detalles han hecho que su aspecto se vea más fresco y actual.

Diseño exterior, atractivo y actual

El León mantiene intacta su personalidad aunque haya renovado su imagen. Y es que la actualización en el plano estético se ha limitado a un paragolpes frontal nuevo, con una parte inferior más refinada. Destaca también la presencia de unos grupos ópticos con un diseño interior renovado y una mejor capacidad lumínica.

seat-leon-st-highmotor-13

El diseño exterior es más moderno pero igualmente atractivo En las variantes Xcellence y Xcellence Plus, la parrilla superior del frontal, donde se ubica el logo de la marca, encontramos un nuevo texturado en 3D con detalle cromados que mejoran la sensación de calidad. La “mirada” del León ofrece esa dosis de “agresividad” propia del modelo, algo que, afortunadamente, no ha cambiado con el tiempo.

La vista lateral del León destaca por sus líneas marcadas, con una presencia firme y robusta. Dos líneas de tensión, nacientes en los faros delanteros y pilotos traseros respectivamente, aportan el volumen de la carrocería, compensando el dinamismo de detalles como la tira cromada de la base de las ventanillas, el pilar A muy inclinado o las barras del techo, en terminación satinada, muy agradables a la vista.

Las llantas de aleación de nuestra unidad son de 17″, montadas sobre neumáticos de 225/45/R17, con un bonito diseño multirradio que, sin embargo, no parecen muy fáciles de limpiar. Dependiendo de la versión, hay disponibles diferentes llantas con medidas que van desde las 16 a las 19″. La superficie acristalada es más que suficiente para aportar la luminosidad necesaria al habitáculo.

seat-leon-st-highmotor-19

En la parte trasera el diseño está muy bien conseguido, y pese a que la carrocería familiar deriva de una inicialmente concebida como compacta, el tercer volumen está muy bien integrado, sin parecer un “añadido”. Los pilotos traseros han sido renovados en su interior, y pueden contar, como en nuestro caso, con iluminación 100% LED.

El paragolpes está bien integrado, e incluye una moldura inferior en color negro que, junto a la doble salida de escape redondeada situada a la izquierda, aporta un toque dinámico y deportivo. El portón del maletero es amplio, dando acceso a una boca de carga de generoso tamaño, muy cómoda de utilizar.

Diseño interior, cómodo y funcional

El habitáculo del León resulta agradable a la vista, con un salpicadero bien rematado en el que el diseño respecto a la generación anterior ha evolucionado de forma notable. Ligeramente orientado hacia el conductor, el salpicadero presenta una estructura en “dos alturas”, con los datos relativos a la conducción en una posición más elevada.

seat-leon-st-highmotor-7

La calidad de realización no admite tacha. Todos los materiales utilizados en la fabricación del salpicadero, consola central o puertas son completamente acordes con el segmento y el precio del vehículo. La parte superior del salpicadero y puertas delanteras está fabricada en plástico acolchado, dando así mayor sensación de calidez y confort, algo que se repite en los apoyabrazos de las cuatro puertas.

El resto de plásticos no están acolchados, pero el tacto sigue siendo correcto y los ajustes muy notables, con uniones que denotan solidez. Las molduras decorativas, en un suave color gris, se amoldan a la perfección al conjunto, mientras que la retroiluminación de color rojo, combinada con la nueva iluminación ambiental en las puertas con 8 tonalidades diferentes, aumentan la sensación de calidad percibida.

La instrumentación, muy clara y simple, está compuesta por dos grandes relojes, dos indicadores con segmentos digitales para el refrigerante y el combustible -de precisión mejorable- y una pantalla central a color que complementa a la perfección los datos y la información disponible.

seat-leon-st-highmotor-10

La comodidad y el confort están garantizados dentro del León Las mejoras en el interior relativas a la mencionada actualización se hacen patentes, por ejemplo, en el sistema multimedia, con una nueva lógica de funcionamiento, menos botones y mayor rapidez. El freno de mano pasa de ser mecánico a eléctrico, liberando espacio en la consola central, que cuenta con numerosos huecos para depositar objetos y, en esta versión, con una superficie con un sistema de carga inalámbrica.

Los asientos son muy cómodos, lo que unido a una mejora en la insonorización da como resultado un habitáculo muy confortable y relajado en el que los kilómetros pasan casi sin darse cuenta. La tapicería en las versiones Xcellence es mixta cuero-tela, con un tejido agradable al tacto.

Hablando de comodidad, la llegada de un nuevo sistema de entrada y arranque sin llave Kessy mejora el confort en una utilización diaria, aportando un toque simpático con el simulado “latido” que muestra el botón antes de arrancar, toda una invitación a ponernos en marcha.

seat-leon-st-highmotor-21

El espacio a bordo es más que suficiente tanto en la fila delantera como trasera, que sólo falla en el voluminoso túnel de transmisión, necesario por otra parte para la instalación del sistema de tracción integral en los modelos que así lo precisen. Con cristales ligeramente oscurecidos, cortinillas plegables y salidas de ventilación, la segunda fila es un gran lugar en el que viajar.

La capacidad del maletero es, como no podía ser de otra manera, más que notable. La carrocería compacta ya firma unos generosos 380 litros, que en el caso de la carrocería familiar que nos ocupa ascienden hasta los 587 litros. Por supuesto, los respaldos de la segunda fila se pueden abatir -de forma asimétrica 65:35- cómodamente desde el maletero gracias a dos tiradores enrasados en los laterales.

La boca de carga, con un borde bastante bajo, facilita las operaciones de carga y descarga de grandes objetos, y las formas regulares del maletero permiten un mejor aprovechamiento del espacio, que se complementa con diferentes huecos tanto en los laterales como en el suelo del mismo.

seat-leon-st-highmotor-2

Dinámica de conducción, toque SEAT en cada curva

Que todos los SEAT guardan en su interior un toque dinámico que los diferencian de sus competidores es algo que todo el mundo sabe. El León es uno de los mejores exponentes de ello, algo que se mantiene intacto pese a haberse actualizado. Y es que el compacto español se mantiene como uno de los mejores en este terreno.

Nuestra unidad equipa uno de los motores más tecnológicos y recomendables de la gama, un 1.4 TSI de cuatro cilindros con 150 CV y 250 NM, asociado a una transmisión manual de 6 velocidades. Este motor equipa el sistema ACT de desconexión de cilindros, un sistema que desconecta dos de los cuatro cilindros bajo ciertas condiciones de utilización.

seat-leon-st-highmotor-1

No busques más, si no necesitas diésel, éste es tu motor, sin duda Con este motor, el León ST acelera de 0 a 100 km/h en 8.2 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 215 km/h. Sin duda, cifras más que suficientes para el día a día, que lo convierten en un familiar muy ágil si nos lo proponemos. Hablando de homologaciones, esta versión homologa un consumo medio de 4.9 litros/100 km, equivalentes a 114 gr/km de CO2.

En la vida real, nuestro León se comporta con absoluta suficiencia en cualquier situación, siendo prácticamente imposible encontrarnos con una falta acusada de “brío”. El 1.4 TSI empuja de forma extremadamente lineal apenas pasadas las 1.500 vueltas, lo que nos permite movernos con el motor muy relajado en cuanto a régimen de vueltas.

El sistema ACT es capaz de entrar en funcionamiento en un rango de revoluciones comprendido entre las 1.500 y las 4.000 vueltas, siempre que el par demandado no supere los 100 NM. Si se cumplen las condiciones, unos actuadores electromagnéticos entrarán en funcionamiento, cerrando las válvulas de los cilindros 2 y 3 y cortando el suministro de combustible.

seat-leon-st-highmotor-22

El funcionamiento de este sistema es completamente transparente para los ocupantes del vehículo, que no serán capaces de identificar nunca cuando el propulsor avanza con la mitad de sus cilindros desconectados a no ser que se ponga una atención extrema, momento en el que será posible escuchar un sonido ligeramente diferente. Por lo demás, sólo el letrero “modo 2 cilindros” en la instrumentación nos informará de ello.

En cuanto a consumos, en vías rápidas, con el regulador de velocidad a 130 km/h de marcador, la cifra oscila entre los 6 y los 6.5 litros, bajando hasta los 5/5.5 litros en nacional. En ciudad, lo normal es rondar los 7.5 litros. Hablamos, por tanto, de un motor bastante frugal, que en más de 1.200 km de prueba ha firmado un consumo final de 6.4 litros/100 km.

Si llegan las curvas, nos encontraremos con un chasis muy bien puesto a punto, rígido, con unas suspensiones bien compensadas -McPherson delante y multibrazo detrás- y una dirección que, sin ser informativa, sí es precisa y permite dirigir bien el movimiento del coche. El equipo de frenos está muy asistido en los primeros milímetros del pedal, algo habitual dentro de las creaciones del Grupo VW.

seat-leon-st-highmotor-6

Nuestra unidad incorporaba el sistema SEAT Drive Profile con DCC, que ofrece cinco diferentes modos de conducción: ECO, Normal, Confort, Sport e Individual. Acompañado con la amortiguación adaptativa DCC, el León es capaz de ofrecer diferentes “actitudes” dependiendo del momento.

El enorme abanico de asistentes a la conducción mejora con el restyling, incorporando, por ejemplo, un asistente de atascos. Nuestra unidad equipaba Front Assist con lector de señales y control de crucero adaptativo, así como Lane Assist, que actúa ligeramente en la dirección previniendo un cambio de carril involuntario.

Además, el sistema de iluminación LED ha visto su intensidad mejorada, y ahora ilumina más y mejor. Sin ser uno de los mejores sistemas del segmento, su capacidad lumínica es mayor o, al menos, está mejor aprovechada, ampliando la luz a lo ancho y a lo largo para una mejor visibilidad.

seat-leon-st-highmotor-11

Gama y precios, ¿cuánto cuesta la unidad que ves?

Nuestra unidad, con carrocería ST, motor 1.4 TSI ACT de 150 CV, cambio manual de 6 velocidades y terminación Xcellence Plus, tiene un precio de partida de 22.280€. Incluye todo tipo de elementos como el climatizador bizona, los faros Full LED, el sistema Kessy de entrada y arranque sin llave o las llantas de 17″.

seat-leon-st-highmotor-23

A esa cifra hay que añadir, como equipamiento opcional, la pintura metalizada Morado Boheme (550€), el sistema SEAT Sound System (250€), el techo panorámico (790€), el Pack Invierno (380€), el sistema de Navegación Plus (1100€), el sistema de control de chasis DCC (690€), el detector de fatiga (130€), el control de crucero adaptativo con asistente de frenada (360€) y la rueda de repuesto de 18″ (100€). El resultado final, 26.750€.

La gama del León ST arranca en los 16.830€ del 1.2 TSI de 110 CV con acabado Reference, siendo el diésel más económico el 1.6 TDI de 115 CV con un precio de 19.110€. ¿El León ST más caro? El Cupra DSG 4Drive con el 2.0 TSI de 300 CV y un precio de salida de 35.440€. Casi nada.

Fotografía | Daniel Valdivielso


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *