21 marzo 2017 Pruebas, Todoterrenos / SUV

volvo-xc90-d4-1203

Los suecos son sinónimo de diseño y en este Volvo XC90 el tópico lo cumplen con nota, puede tener muchos adjetivos, pero sin lugar a dudas se lleva el premio al SUV de lujo más llamativo del mercado. El Volvo XC90 es una verdadera oda al diseño tanto en su atípico exterior como en su impecable interior, pero un coche además de ser bonito tiene que tener otros atributos que atraigan al comprador, precisamente en esta prueba del Volvo XC90 D4 con 190 CV vamos a analizar a fondo esta apuesta sueca desde el motor diesel de acceso pero con el nivel de acabado más alto y completo.

Diseño exterior

volvo-xc90-d4-1154

El Volvo XC90 lleva ya un tiempo en el mercado y aún así sigue siendo un coche que sorprende y capta las miradas de cualquier transeúnte o conductor allá por donde pasa. Una gran parte de la culpa la tiene su imponente frontal, con una parrilla de grandes dimensiones y un diseño muy vertical, donde los faros en forma de “T tumbada” ponen el broche a un diseño muy personal y elegante. La marca define de una forma curiosa la forma de los faros –el martillo de Thor– faros que cuentan con tecnología LED para todas las funciones de iluminación, y la T hace incluso las veces de luz diurna o de intermitente.

Hay un detalle en su frontal que me parece mejorable, se trata de la posición de los faros antiniebla, situados en la parte más baja de la defensa, muy expuestos a un golpe o rascazo en caso de salir del asfalto. La línea lateral es mucho más continuista, con líneas que le imprimen robustez y con unas llantas de 20 pulgadas completando la imagen de SUV de gran tamaño.

volvo-xc90-d4-1177

En la trasera los grupos ópticos se extienden desde la parte acristalada del portón del maletero hasta el centro, algo que ya ocurría en la anterior generación, faros que cuentan con tecnología LED. Eso sí, el resto del diseño se ha simplificado, con un portón de líneas más fluidas y la doble salida de escape en la parte inferior aportando el toque deportivo.

Diseño interior

volvo-xc90-d4-1117

Todo el diseño que se ve en su exterior tiene una prolongación en su interior, con líneas actuales, sensación de calidad desde que nos sentamos al volante y con la pantalla central al más puro estilo de la tableta de cierta marca con manzana (desde donde se controlan todas las funciones multimedia y climatización). Prescinde de botoneras y sólo deja unos escuetos botones de acceso directo a algunas funciones de la radio y desempañar tanto luneta trasera como parabrisas delantero.

El salpicadero en este acabado está forrado en cuero, mientras que el resto de materiales empleados gozan de una gran calidad, como el aluminio situado en diferentes zonas de contraste del salpicadero o los botones del volante. La instrumentación es completamente digital, teniendo una buena visibilidad en todo tipo de condiciones y con una abundante información en pantalla, eso sí, cuesta acostumbrarse a la disposición de los menús.

volvo-xc90-d4-1236

Desde las puertas hasta el acabado inferior, usa materiales de primera que nada tienen que envidiar en calidad a las berlinas de élite de las marcas alemanas, eso sí, nuestra unidad disponía de un interior en color claro incluso en la parte inferior y es muy fácil que se llene de manchas las cuales no son fáciles de quitar, quizás en la parte inferior es más práctico un acabado oscuro.

La postura de conducción es elevada, como buen SUV, con unos asientos que en nuestra unidad eran de cuero con calefacción pero no microperforados (algo mejorable). Gracias al reglaje eléctrico es fácil encontrar nuestra postura ideal, además cuentan con memoria. La visibilidad es buena tanto frontal como lateral, e incluso la trasera, mientras que el volante pese a su gran tamaño no resulta incómodo.

En las plazas traseras el espacio es el rey, puesto que cuenta con tres asientos independientes que disponen de espacio más que suficiente tanto para la cabeza como para los pies, asientos que se pueden mover de forma longitudinal o regular la inclinación del respaldo. Cuenta con un tren central elevado, pero que aún así permite viajar de forma correcta en la plaza central (que se eleva para ser usada por niño, un detalle práctico), y además tiene salidas de aire traseras con climatización independiente. Tres adultos irán cómodos, dos directamente lo harán en clase business.

volvo-xc90-d4-1305

La tercera fila está formada por dos pequeños asientos que al estar al raso, no tienen demasiado espacio para las piernas, aunque tampoco es de las peores plazas que he visto en este tipo de SUV, puesto que un adulto puede viajar ahí sin mucho problema. La anchura de los asientos es correcta y dispone de climatización.

Huecos y maletero

volvo-xc90-d4-1126

Además de disponer de bastante espacio interior, también tiene guanteras prácticas y de un tamaño considerable, tanto la guantera principal -de gran tamaño-, como el hueco en el tren central -donde entran unas llaves y un móvil- hasta el enorme cofre central, contribuyen a esa sensación de praticidad. El maletero tiene una capacidad de 692 litros, sorprendiendo la capacidad con las siete plazas que se sitúa en 314 litros (muy aprovechables), además dispone de una terminación sublime en cuanto en todos los acabados.

Motor: 2.0 de cuatro cilindros tanto para gasolina como para diesel

volvo-xc90-d4-1255

Una de las características curiosas de la gama de motores del Volvo XC90 es que todos ellos tanto en gasolina como en diesel parten de la base de un propulsor de 1986 cc y cuatro cilindros, de origen 100% Volvo. Después según la versión ya aparecen las diferencias, como por ejemplo en la gama diesel donde se encuentra disponible el D4 con 190 CV y el D5 con 235 CV, este último con doble turbo.

Nosotros hemos probado la variante de acceso a la gama diesel, es decir, el Volvo XC90 con el motor D4 con 190 CV y tracción delantera (la total está disponible en las variantes más potentes) unida a una trasmisión automática Geartronic con ocho velocidades (convertidor de par) que siguen siendo fabricadas en Japón. Una caja agradable en un uso normal aunque no destaca especialmente por su rapidez a la hora de hacer un uso más dinámico.

volvo-xc90-d4-1211

El motor no derrocha potencia, se nota especialmente a la hora de circular por carretera con una conducción dinámica, ahora bien, en autovía o con conducción tranquila es un propulsor que cumple de forma correcta. De echo es muy voluntarioso, intenta sacar en todo momento su fuerza (400 Nm) y empieza a empujar desde las 1.500 hasta las 3.500 r.p.m. teniendo un buen rango de uso. Eso sí, sus 2 toneladas de peso no se lo ponen fácil.

A favor también tiene la suavidad, tanto que por momentos se camufla y nos induce a pensar que estamos ante un seis cilindros, sólo su sonido delata que realmente bajo el capo hay un dos litros con cuatro cilindros. El aislamiento acústico es sobresaliente, ya no sólo en marcha sino también por la baja rumorosidad del motor.

Comportamiento

volvo-xc90-d4-1208

El XC90 cuenta con varios modos de conducción -ECO, Confort, Dynamic e Individual-, modos que afectan a la respuesta del acelerador, de la dirección y suspensión. Pero la deportividad no es el campo en el que destaca este sueco, ni en lo que pretende destacar. Es un SUV de un tamaño considerable, con un peso que supera las dos toneladas y al volante se notan ciertas inercias totalmente comprensibles, sin llegar a un defecto molesto.

volvo-xc90-d4-1008

Donde sí destaca es en el confort interior, tanto por insonorización como por la capacidad para aislar a los ocupantes de todo lo que ocurre en el asfalto, siendo un coche ideal para viajar. La dirección también tiene un tacto en consonancia con todo lo anterior, es decir, es bastante asistida y no comunica demasiado lo que ocurre en las ruedas, mientras que el sistema de frenos cumple a la perfección con la labor de tener siempre bajo control al XC90, teniendo una eficacia sobresaliente.

Consumo

Sobre el papel el Volvo XC90 D4 homologa un consumo medio de 5,2 litros a los 100 km, es verdad que esa cifra se queda algo lejos del consumo que hemos medido en nuestra prueba, pero los 6,5 litros a los 100 km en carreta que hemos obtenido en nuestro recorrido habitual son una buena cifra. En autovía el consumo tras el recorrido habitual entre Madrid > Vigo > Madrid ha sido de 7 litros a los 100 km. Aunque la cifra que más nos ha sorprendido ha sido en ciudad, donde se conforma con 7,8 litros a los 100 km, un buen dato.

Equipamiento

volvo-xc90-d4-1062

Nuestro repaso al equipamiento del Volvo XC90 lo empezamos por la seguridad, una de las careterísticas por las que destaca la firma sueca. En las pruebas EuroNCAP el Volvo XC90 obtuvo las cinco estrellas con una puntuación del 97% en protección de adultos y un 87% en protección de niños. Dentro del equipamiento de seguridad de serie presente en cualquier Volvo XC90 destacamos: múltiples airbags, airbag de rodilla para conductor, control de estabilidad, asistente de cambios involuntario de carril, asistente de frenada de emergencia, control de velocidad activo con asistente de retenciones (que el coche retoma la marcha o frena automáticamente) entre otros elementos.

Entre el resto del equipamiento podemos destacar los faros con tecnología full-LED que ofrecían una excelente iluminación, el sistema de frenos automático con detección de peatones, el asistente de ángulo muerto del retrovisor (que pese a que avisa lumínicamente no emite ningún sonido) o el radar de tráfico trasero que nos avisa de tráfico trasversal a la hora de maniobrar.

volvo-xc90-d4-1214

Mención a parte merece el sistema de aviso de cambio involuntario de carril y el Pilot Assist. El sistema de aviso de cambio involuntario de carril además de emitir una advertencia a la hora de salirnos del carril también toma el volante para intentar corregir la trazada y volver a estar dentro de las líneas. Sobre esta base y añadiendo el control de velocidad adaptativo con función de freno, tenemos el Pilot Assist. Es decir, un sistema que se encarga de girar el volante y de acelererar o frenar de forma autónoma en carretera o autovía hasta 130 km/h. El funcionamiento es correcto, aunque no detecta correctamente todo tipo marcas viales pero eso no es algo achacable al coche sino al estado de nuestras carreteras.

volvo-xc90-d4-1067

En el apartado multimedia, destaca la “tablet” desde la que se controla todo el sistema multimedia y navegación, con un funcionamiento muy rápido y fluido. También hay funciones del vehículo (como el climatizador) que se controla desde la pantalla táctil, una pantalla que requiere unos días para acostumbrarnos a ella (aunque una vez que ya estamos acostumbrada, es fácil de usar).

Unido al sistema multimedia está un conjunto de altavoces (10 en total) que tiene una calidad correcta, si bien, he visto sistemas con menos altavoces y mejor potencia de salida, aunque al menos es de serie. Otro detalle mejorable son algunas de las funciones del vehículo que se controlan desde la pantalla táctil, como por ejemplo activar el sistema de aparcamiento automático, para ello tendremos que dar “varios toques” a la pantalla (debería estar más accesible).

Precio del Volvo XC90

volvo-xc90-d4-1233

El Volvo XC90 está disponible desde los 54.900 euros con el acabado Kinetic y el motor diesel D4 de 190 CV. Nuestra unidad el Volvo XC90 con acabado Inscription alcanza los 67.034 euros. Si subimos al motor D5 de 235 CV el precio arranca en los 60.500 euros del acabado Kinetic. El modelo híbrido enchufable XC90 T8 cierra la gama en los 81.550 euros.

Opinión y valoración personal

volvo-xc90-d4-1252

El Volvo XC90 nos ha gustado por diseño, sin duda uno de los atractivos que muchos compradores tendrán en cuenta, pero además la puesta en escena interior es impecable. Los materiales empleados, la calidad, el espacio o la propia línea interior pueden llamarse sin dudarlo premium, es más está por encima de algunos de sus rivales. En el apartado dinámico, su orientación no es al dinamismo, es un coche grande y busca el confort. Además este motor D4 de 190 CV es correcto, agradable en su funcionamiento pero si vamos a circular con el coche con más de dos ocupantes o cargado, el siguiente escalón D5 con sus 235 CV es muy recomendable. Ahora bien, si practicamos una conducción tranquila y no tenemos mucha familia ni solemos viajar con el coche totalmente cargado, el D4 es un propulsor lógico.

Destaca en el XC90 el equipamiento, tanto la parte de seguridad (donde continúa a la vanguardia) como en el resto de sistemas, en especial el sistema de control multimedia y del vehículo. La tablet desde la que se controla todo el coche es innovadora, de elegante diseño y rápida.

Fotos | Equipo de pruebas


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *