25 enero 2016 Curiosidades, Salón de Ginebra, Todoterrenos / SUV

Kodiak 1

Skoda acaba de anunciar, mediante las redes sociales, la presentación de “algo grande” de cara al Salón de Ginebra que se celebra en menos de mes y medio.

La marca no ha ofrecido más informaciones al respecto, aunque ya se ha comenzado a especular con la posible presentación del que será el sustituto del actual Yeti.

Está claro que Skoda ha dado un gran salto adelante con sus últimos lanzamientos. No hace falta más que ver la tremenda evolución de modelos como el Fabia, el Octavia o el Superb, vehículos referencia dentro de la gama del fabricante checo, muy conocidos a nivel internacional.

Actualmente, uno de los modelos más veteranos de la gama de Skoda es el actual Yeti, un pequeño SUV compacto, basado en el anterior Tiguan, que a su vez también era un modelo “pasado de fecha” dentro de la gama de VW hasta su renovación hace apenas unos meses. Por lo tanto, es más que posible que sea ese modelo el que se esconde tras el garaje que Skoda nos enseña en la fotografía de Facebook.

El Yeti ha sido uno de los modelos más exitosos de la firma checa desde su lanzamiento en el año 2009. Sin embargo, su diseño básico se pudo ver años antes en el Salón de Ginebra, concretamente en la edición de 2005. Estamos hablando, por tanto, de un diseño que a día de hoy 2016, ha envejecido notablemente debido, fundamentalmente, al paso del tiempo.

Parece que la nueva generación del Yeti crecerá en todos los aspectos. Se basará, al igual que otros modelos de la marca como el Octavia o el Superb, en la plataforma modular MQB del Grupo VW, lo que servirá para reducir costes y mejorar la modularidad del vehículo de cara al lanzamiento de posibles versiones derivadas.

Es posible que la denominación Yeti se sustituya por Kodiak

Ni siquiera es seguro que mantenga su denominación comercial, ya que se está especulando con un nuevo nombre, más concretamente “Kodiak”. Será algo así como un primo hermano del nuevo Tiguan, como ya sucedió con la anterior generación. Pocos detalles conocemos de esta reinterpretación del SUV checo, aunque es muy posible que, para mantener los costes a raya, se opte por el camino “fácil”.

Esto significa la utilización de buena parte de los componentes del VW Tiguan, incluido un interior muy similar, unas medidas exteriores muy parecidas y soluciones técnicas compartidas. Por lo tanto, toda la gama de motores será la misma que la del Tiguan, así como el diseño de los ejes y suspensiones. El sistema de tracción integral mediante embrague Haldex también será compartido.

Ahora solo queda esperar al Salón de Ginebra para saber si tenemos razón, y esto “tan grande” que esconden los checos tras esa puerta de garaje es, efectivamente, el nuevo SUV de la marca.

Fuente | Skoda FB


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *