2 agosto 2016 Superdeportivos, Vídeos

lamborghini-centenario-1

Hace cien años que nació Ferruccio Lamborghini, el fundador de una de las marcas de coches más exclusivas del mundo. Y por ello, la compañía que creó quiere rendirle un homenaje con este modelo, uno de los más exclusivos que ha salido de la planta de producción. Que ya es decir. Lo pudimos ver por primera vez en el Salón de Ginebra, y por fin tenemos unas imágenes de este espectacular modelo en una de las pruebas en pista.

Este test se realizó en la pista de Nardo, una localidad italiana en la que tradicionalmente se prueban los coches de esta marca. Siendo sinceros, se trató más bien de una demostración para la prensa especializada italiana, que estuvo presente y pudo sacar conclusiones muy atractivas sobre el funcionamiento y las especificaciones de este coche conmemorativo.

lamborghini-centenario-6

El Lamborghini Centenario está montado sobre la estructura de un Lamborghini Aventador, del que se beneficia de parte de su estructura y remarcables especificaciones. La estructura de monocasco y una carrocería basada en el uso de la fibra de carbono convierte un coche que ya es interesante por sí mismo en una máquina de lujo y todavía más impactante.

Esa exclusividad de la que hace gala este modelo conmemorativo y todas sus excelentes especificaciones eleva su precio de venta a 1,75 millones de euros, así que la lista de posibles compradores se reduce considerablemente a unos pocos afortunados. Aún así, se han fabricado 20 unidades en versión coupé y otras 20 unidades en versión roadster y se dice que ya están todas vendidas, por lo que sus afortunados propietarios no tardarán de tenerlas en casa para hacer compañía, sin duda, a otros grandes coches.

La experienia de ponerse al volante de uno coche cuyo motor genera 770 CV y es capaz de lanzarlo desde el reposo hasta los 100 km/h en solo 2,8 segundos es algo que solo unos pocos pueden conseguir. La potencia del Lamborghini Centenario no se queda ahí, sino que permite alcanzar la cifra de 300 km/h en 23,6 segundos, algo para lo que el común de los mortales no está preparado. Teniendo en cuenta que su velocidad máxima es de 350 km/h… ¿seríamos capaces de controlar esta fuerza?

Vía | Carscoops


También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *