11 julio 2013 Compactos, General, Pruebas

Después de publicar la prueba del Volkswagen Golf VII, nos faltaba por explicaros las posibilidades de equipamiento, muy amplias, además de comparar sus precios con los de la competencia y poner el punto final con la valoración en conjunto del coche.

Haciendo un poco de memoria, en la primera parte os contamos todo sobre el comportamiento y el motor diesel 2.0 TDI de 150 CV. Mientras, en la segunda parte analizamos el diseño exterior e interior, así como su maletero y los huecos para dejar objetos en el habitáculo.

Equipamiento

Como siempre comenzamos este apartado por la dotación de serie de sistemas de seguridad. El Volkswagen Golf tiene un amplio equipamiento de serie en esta materia, con elementos como siete airbags, los seis ya tradicionales más uno para las rodillas, ABS, control de estabilidad (‘ESC’), control de tracción (‘ASR’) con diferencial electrónico (‘XDS’), reposacabezas activos en las plazas delanteras, cinturones delanteros con pretensores eléctricos, ayuda al arranque en pendiente (‘Autohold’) y frenado de emergencia anti-colisiones múltiples que detiene el vehículo automáticamente en caso de accidente para evitar un choque posterior.

Nuestra unidad de pruebas, al ser de equipamiento ‘Sport’, también incluía de serie el sistema de detección de fatiga del conductor y el dispositivo de seguridad proactiva de los ocupantes (‘Pre-Crash’) que prepara el vehículo ante una posible colisión cerrando las ventanillas y el techo solar, en caso de llevarlo, y pretensa los cinturones.

En las pruebas de seguridad EuroNCAP, el Golf VII logró cinco estrellas cuando fue sometido al test en 2012. Su mejor nota, un 94%, la obtuvo en la protección del conductor. La protección de un niño se quedó en el 89%, la del peatón en un 65% y la asistencia a la seguridad en un 71%.

Actualmente hay tres niveles de equipamiento en la gama Golf: ‘Emotion’, ‘Advance’ y ‘Sport by R-Line’reemplazó al ‘Sport’, el que tenía nuestra unidad de pruebas, hace unas semanas—. A ellos se suman los específicos de las variantes de bajo consumo (BlueMotion) y deportivas (GTI y GTD). Desde el equipamiento más bajo son de serie elementos como los la dirección asistida variable en función de la velocidad, los faros antiniebla con luz de giro, los anclajes ISOFIX para dos sillas infantiles en asientos los asientos posteriores, indicador de presión en los neumáticos, aire acondicionado (‘Climatic’) con salidas de ventilación traseras, equipo de sonido con pantalla táctil y conexión Aux-In y USB más lector de tarjetas SD y llantas de aleación.

El acabado ‘Sport by R-Line’ añade a todo ello faros de xenón, sensores de ayuda al aparcamiento delanteros y traseros, suspensión deportiva, retrovisor interior antideslumbramiento, climatizador, asientos delanteros de diseño deportivo, luces y limpiaparabrisas automáticos, control de velocidad y unas llantas de aleación de mayor tamaño, entre otros elementos.

Opcionalmente se pueden adquirir varios sistemas de ayuda a la conducción como el asistente de control del haz de luz para evitar deslumbramientos (‘Dynamic Light Assist’), el control de velocidad adaptativo (‘ACC’) con frenado automático (‘Front Assist’), asistente de salida involuntaria de carril (‘Lane Assist’) con modificación automática de la trayectoria mediante leves correcciones en la dirección, cámara de marcha atrás (‘Rear Assist’) y suspensión adaptativa electrónica (‘DCC’), así como el sistema ‘Driving Profile Selection’ que permite elegir entre varios modos de conducción.

Otras opciones son los asientos delanteros ‘ERGOactive SPORT SEATS’ con extensión de banqueta y masaje, los faros de xenón plus autodireccionales, el acceso y arranque sin llave (‘Keyless Access’), la tapicería de cuero, la calefacción para los asientos delanteros o un ordenador de abordo más avanzado (‘Premium’).

Como comentamos en el apartado referido al habitáculo, la pantalla táctil de ocho pulgadas que forma parte del sistema de navegación ‘Discover Pro’ es muy recomendable por su excelente funcionamiento. Hay otro navegador opcional con pantalla táctil de 5,8 pulgadas (Navegación ‘Discover Media’) de menor coste. El equipo de sonido de serie, con ocho altavoces, funciona muy bien pero los más exigentes desde el punto de vista de la calidad del sonido pueden recurrir a una opción todavía mejor, el sistema ‘Dynaudio’ con subwoofer.

Precio

El Volkswagen Golf VII se comercializa actualmente en tres tipos de carrocería: tres puertas (3p), cinco puertas (5p) y familiar (Variant). A ellos se unen las variantes descapotable (Golf Cabrio) y monovolumen (Golf Plus), basadas en la generación anterior.

La diferencia de precio, a igualdad de motor y equipamiento, entre las versiones de tres y cinco puertas es de 620 euros, a favor del primero. Nosotros hemos probado un Golf 5p Sport 2.0 TDI CR 150 CV DSG de 6 velocidades, disponible desde 28.145 euros. Esta versión ha sido sustituida recientemente por una muy similar pero con el paquete ‘R-Line’ de serie, que le da un aspecto más deportivo. Se denomina Golf 5p Sport by R-Line 2.0 TDI CR 150 CV DSG de 6 velocidades y está en venta desde 28.420 euros.

A continuación figura la gama actual del Golf 5p, disponible desde 19.120 hasta 33.490 euros, sin contar el equipamiento opcional.

  • Volkswagen Golf 5p Edition 1.2 TSI 105 CV 19.120 euros
  • Volkswagen Golf 5p Edition 1.6 TDI CR 105 CV 21.730 euros
  • Volkswagen Golf 5p BlueMotion 1.6 TDI CR 110 CV 22.400 euros
  • Volkswagen Golf 5p Advance 1.4 TSI 122 CV 22.440 euros
  • Volkswagen Golf 5p Advance 1.6 TDI CR 105 CV 23.300 euros
  • Volkswagen Golf 5p Advance 1.4 TSI 122 CV DSG 7 vel. 23.370 euros
  • Volkswagen Golf 5p Advance 1.4 TSI ACT Tech 140 CV 23.710 euros
  • Volkswagen Golf 5p Sport by R-Line 1.4 TSI 122 CV 24.160 euros
  • Volkswagen Golf 5p Sport by R-Line 1.6 TDI CR 105 CV 24.950 euros
  • Volkswagen Golf 5p Advance 2.0 TDI CR 150 CV 25.000 euros
  • Volkswagen Golf 5p Sport by R-Line 1.4 TSI 122 CV DSG 7 vel. 25.000 euros
  • Volkswagen Golf 5p Advance 1.4 TSI ACT Tech 140 CV DSG 7 vel. 25.480 euros
  • Volkswagen Golf 5p Sport by R-Line 2.0 TDI CR 150 CV 26.660 euros
  • Volkswagen Golf 5p Advance 2.0 TDI CR 150 CV DSG 6 vel. 26.770 euros
  • Volkswagen Golf 5p Sport by R-Line 2.0 TDI CR 150 CV DSG 6 vel. 28.420 euros
  • Volkswagen Golf 5p Sport by R-Line 2.0 TDI CR 150 CV 4Motion 29.240 euros
  • Volkswagen Golf 5p GTD 2.0 TDI 184 CV 31.620 euros
  • Volkswagen Golf 5p GTI 2.0 TSI 220 CV 31.655 euros
  • Volkswagen Golf 5p GTI Performance 2.0 TSI 230 CV 33.355 euros
  • Volkswagen Golf 5p GTI 2.0 TSI 220 CV DSG 33.475 euros
  • Volkswagen Golf 5p GTD 2.0 TDI 184 CV BMT DSG 6 vel.33 490 euros

Precio de la unidad probada: 28.145 euros + Asistentes ‘Lane Assist’ y ‘Dynamic Light Assist’ 650 euros + Cámara de marcha atrás (‘Rear Assist’) 205 euros + Control de velocidad adaptativo (‘ACC’) con ‘Front Assist’ 320 euros + ‘Driving Profile Selection’ 110 euros + Faros ‘Xenón Plus’ 415 euros + Ordenador de a bordo ‘Premium’ 140 euros + Suspensión adaptativa (‘DCC’) 940 euros + Arranque y acceso sin llave (‘Keyless Access’) 330 euros + Techo eléctrico corredizo y abatible con cortinilla parasol interior 960 euros + Pintura Rojo 190 euros + Navegación ‘Discover Pro’ 1700 euros + Llantas de aleación 7,5 x 18 (225/40) ‘DURBAN’ 715 euros. Precio final: 34.820 euros

Valoración general

El Golf 5p Sport 2.0 TDI CR de 150 CV con cambio automático DSG de 6 velocidades es un conjunto redondo, plenamente satisfactorio tanto por la respuesta del motor y la transmisión, el bajo consumo de combustible, lo bien realizado que está el interior y el abundante equipamiento que puede tener. Como decíamos al principio de esta prueba, su única pega importante es el precio ya que hay muchos modelos similares por menos dinero. Si éste no es un problema, únicamente queda decidir el color y el equipamiento.

Esta versión diesel de 150 CV es, actualmente, la intermedia por potencia en la gama Golf ya que hay una de 105 CV, por debajo, y una de 184 CV (Golf GTD), por encima. El escalón de precio entre una y otra es de unos 3.000 ó 4.000 euros, en función del nivel de equipamiento elegido. Obviamente, si lo que se desea son sensaciones deportivas y la máxima aceleración posible, habrá que decantarse por la variante GTD de 184 CV.

Por el contrario, si se prefiere la economía de adquisición y uso, nada como la versión de 105 CV. Su motor responde bien, pero con el coche cargado puede resultar escaso de potencia en determinadas circunstancias, como adelantamientos y grandes pendientes. Así las cosas, hoy día, la variante más equilibrada, e insistimos siempre que el dinero no sea un impedimento, es la de 150 CV.

Aunque el diseño sea poco arriesgado, y parezca que apenas es una actualización del modelo anterior, la imagen es más actual. No llama la atención en la calle, como por ejemplo sucede con un Mercedes-Benz Clase A o un Volvo V40. Sin embargo, el Golf es garantía de diseño cuidado e imagen que soporta bien el paso del tiempo, alejada de tendencias temporales que terminan pasando de moda más pronto que tarde. Aunque no cabe duda de que, en este aspecto, los gustos personales son siempre algo muy personal.

Junto a la amplia gama de motores y la calidad de sus acabados, entre las virtudes del Golf sobresale su equipamiento de serie y, especialmente, sus múltiples opcionales. Todo un argumento a su favor y punto importante para hacer de él todo un objeto de deseo para muchos potenciales clientes, tal y como viene sucediendo desde que la primera generación llegara al mercado hace más de 35 años. El tiempo dirá si el Golf VII continúa por la misma senda de éxitos que sus predecesores. Motivos no le faltan para que así sea.

Fotos | Jaime Arruz y Equipo de pruebas


También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 11 julio 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *