Aceite para el motor: por qué es tan importante para tu coche

Aceite para el motor: por qué es tan importante para tu coche

Escrito por: Antonio Roncero    2 agosto 2019     4 minutos

Utilizar el aceite adecuado y respetar los intervalos de mantenimiento es vital para tu motor pues, además de una función lubricante, el aceite tiene otras dos misiones principales: limpiar y refrigerar.

Seguro que has oído más de una vez eso de que el aceite es la “sangre” del motor de tu coche. Una metáfora que viene a darnos una idea de la importancia que tiene el aceite y, por lo tanto, todos los aspectos relacionados con el sistema de lubricación, como elegir el aceite adecuado y respetar los intervalos de mantenimiento.

Porque, si bien no todos los aceites son iguales, y no a todos los motores les viene bien el mismo aceite, lo que sí es igual en todos los casos son las funciones principales que tiene el lubricante en un motor.

Seguramente que si eres de los que hasta ahora no prestaba mucha atención a este asunto, cuando descubras todo lo que hace el aceite acabarás mirando el nivel, respetando los cambios de aceite o mirando un poco más cuál es el mejor aceite para tu coche en el futuro.

De momento, puedes ver este interesante vídeo con una simulación de un motor de un cilindro que explica cómo funciona un sistema de lubricación.

Lubricación: reducir la fricción

Es la función principal del aceite: lubricar. Para ello, genera una película entre las superficies metálicas móviles para reducir su fricción. Esto es especialmente importante en el momento del arranque, cuando todo el aceite está en el cárter, y la bomba del circuito de lubricación debe asegurar que el aceite llega a cada rincón del motor en el menor tiempo posible.

Un aceite adecuado y en buenas condiciones minimiza el desgaste y reduce el consumo de energía, lo que repercute también en la mayor eficiencia del motor. En este sentido es muy importante una de las principales características del aceite, la viscosidad.

Protección contra la corrosión

La película que se crea entre los componentes metálicos tiene como misión lubricar, pero también ejerce un efecto protector. Por un lado, contra el desgaste, al reducir la fricción. Si la lubricación no es correcta o no se utiliza el aceite adecuado, el motor  puede gripar.

aceite motor

Además, el aceite también protege al motor de la corrosión. La combustión genera óxidos y ácidos que pueden provocar daños si entran en contacto directo con los componentes del motor. El aceite, por sus propiedades o por su formulación, se encarga de combatir la herrumbre y esos ácidos.

Limpieza: el aceite también es detergente

Si un motor no está limpio por dentro, no funciona de manera eficiente y, lo que es peor, puede sufrir daños muy graves. Para que te hagas una idea: si no se elimina convenientemente, una partícula de solo 10 micras puede causar una avería seria. Hablamos de un tamaño 10 veces inferior al del diámetro de un cabello humano.

El aceite ejerce su función aquí gracias a sus propiedades dispersantes y detergentes. Es capaz de mantener en circulación esas partículas nocivas, que se producen debido a los residuos de la combustión y a otros contaminantes. De este modo evita que se adhieran a las partes metálicas del motor, que formen lodos en el cárter o que obstruyan los conductos del circuito.

aceite motor

La misión del filtro del aceite aquí es clave, reteniendo esas partículas cuando el lubricante completa el circuito. De ahí que sea tan importante sustituir el filtro cada vez que se cambia el aceite.

El aceite como refrigerante

Además de las funciones anteriores, el aceite del motor tiene una importante función refrigerante. De hecho, es el responsable de un gran porcentaje de la refrigeración del motor.

Piensa que en un motor se genera calor de dos formas. El circuito de refrigeración convencional se encarga principalmente del calor que se genera por efecto de la combustión, con los canales por los que circula el líquido refrigerante en el bloque y en la zona de la culata.

Pero en un motor existen muchos elementos en continua fricción (pistones, árboles de levas, cigüeñal) que generan calor, y que se refrigeran mediante la película de aceite que circula entre ellos.

Aceite para el motor de tu coche: información relacionada

Aceite para coche: ¿sintético o semi-sintético?
¿Cuánto cuesta cambiar el aceite a un Bugatti Veyron?

Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.