Así debes llevar colocados los espejos retrovisores, según la DGT

Así debes llevar colocados los espejos retrovisores, según la DGT

Escrito por: Mónica Redondo   @MonicaRedondoD    7 junio 2021     2 minutos

La Dirección General de Tráfico te aconseja sobre cómo debes llevar colocados los espejos retrovisores.

La Dirección General de Tráfico acaba de publicar en su perfil oficial de Twitter la forma correcta de colocar los espejos retrovisores del coche; tanto los exteriores como el interior. Partiendo de esta premisa, la Dirección General de Tráfico pretende concienciar sobre el buen uso de este elemento básico para la seguridad en la carretera.

El uso de los espejos retrovisores siempre ha sido un tema fundamental para la Dirección General de Tráfico. «Para evitar posibles sorpresas al volante, mejora la visibilidad colocando el espejo interior bien centrado con la luneta trasera. Y ajusta bien los espejos exteriores para eliminar, al máximo, los ángulos muertos, te chivan lo que pasa a tu alrededor». Estas son las dos máximas que la Dirección General de Tráfico cuenta sobre cómo debes llevar colocados los espejos en el coche.

El uso correcto de los espejos retrovisores es un aspecto que la mayoría de conductores dejan a un lado. Estos espejos permiten tener conciencia sobre el entorno que nos rodea y poder tomar decisiones.

Retrovisor

Así se deben colocar los espejos retrovisores

Sin embargo, no son muchos los conductores que hacen un buen uso de ellos. Incluso existen conductores que no los utilizan. Cabe destacar que no mirar por los espejos retrovisores es una forma de conducción imprudente.

Estos son los consejos que ha facilitado la Dirección General de Tráfico para utilizar de forma correcta los espejos retrovisores:

  • Tenerlos limpios. Si están empañados o sucios, hay que limpiarlos.
  • Tener la regulación correcta. Es recomendable buscar una localización llana para comprobar el campo de visión.
  • El espejo retrovisor interior se colocará de forma que se pueda ver toda la luneta trasera sin necesidad de mover la cabeza.
  • Los espejos retrovisores exteriores se tienen que calibrar mirando el horizonte a ambos lados y la línea de la carrocería en su punto más cercano.
  • Hay que ser consciente de que los espejos retrovisores hacen que percibamos los objetos más cercanos de lo que en realidad se encuentran. Hay que tener en cuenta los puntos ciegos, que son el campo de visión que queda sin cubrir por los espejos.

Deja un comentario