La bomba de aceite y el cambio de aceite: por qué son importantes para el mantenimiento del coche

La bomba de aceite y el cambio de aceite: por qué son importantes para el mantenimiento del coche

Escrito por: Victor Alós Yus    12 mayo 2018     4 minutos

El aceite, el filtro de la bomba y la propia bomba de aceite son elementos fundamentales para que el motor funcione de manera correcta y dure muchos años

Hay una serie de actuaciones que hay que hacer cada cierto tiempo en nuestro coche para que se mantenga en perfecto estado y no tengamos que lamentar averías. Una de esas operaciones de mantenimiento más comunes es la del cambio de aceite. El aceite del motor se encarga de mantener este en funcionamiento, bien lubricado y evitando que se produzcan roces que pueden causar daños. Y por eso, es importante que el aceite que utilizamos en el motor esté perfectamente limpio y que cumpla con su función de manera eficiente.

La presencia de elementos que ensucien este aceite provoca que el motor no lubrique bien y que no funcione de forma adecuada. Por ese motivo, hay que seguir escrupulosamente las instrucciones del fabricante en lo que se refiere a los tiempos de cambio del aceite y del filtro de la bomba de aceite.

La bomba de aceite, el corazón del motor

Es la bomba de aceite la que permite que este circule por el motor y llegue con la potencia adecuada hasta todos los rincones del motor de manera efectiva. Es decir, la bomba permite la recirculación del aceite y hace que este llegue a todos los lugares donde tiene que llegar con la presión adecuada y sin problemas.

El aceite debe llegar con la suficiente presión a todos los elementos que conforman el motor, como el árbol de levas y otros puntos del mismo que tienen un elevado ritmo de funcionamiento y donde se produce una fricción considerable y continua. Esta fricción provoca un desgaste de las piezas y causa problemas, haciendo que se puedan romper. El aceite se deposita en el cárter, que es dónde está la bomba de aceite.

Este se encarga de succionar el aceite, a la temperatura adecuada y lo envía al circuito, manteniendo siempre la misma presión de trabajo. La temperatura de trabajo del aceite suele ser de 70º centígrados. A esta temperatura el aceite tiene la densidad adecuada, pero hay que vigilar que no pase de esta temperatura. A más grados, será demasiado ligero y a una temperatura inferior será demasiado denso y no fluirá de manera correcta.

El aceite, portador de suciedad

El aceite va recogiendo los restos que se producen a causa del roce de las piezas, mayoritariamente carbón y otro tipo de residuos. Si estos pasan al circuito de aceite, se pierde la efectividad de lubrificación y se puede provocar un desgaste mayor y más rápido. Para evitar que esto suceda, hay que contar con una barrera que frene la entrada de los residuos en el circuito del aceite.

La pieza encargada de que el aceite que pasa por la bomba esté totalmente limpio es el filtro de aceite. Este retiene todas las partículas de suciedad que transporta el aceite y permite que siempre esté limpio. Al igual que el aceite propiamente dicho, también necesita ser sustituido cada cierto tiempo.

La acumulación de suciedad en el filtro de aceite puede suponer que este se atasque. De esa manera, la cantidad de aceite que llegará hasta la bomba para ser redirigido al circuito disminuirá. No hay que decir que esto puede suponer un riesgo para el coche y el motor, ya que no lubricará de manera correcta y se pueden producir daños en el bloque. Por este motivo se ha de prestar mucha atención a los plazos de cambio del filtro de aceite, de igual manera que nos fijamos en el cambio de aceite.

Comprobar el nivel de aceite para circular con seguridad

Una de las cosas que hay que tener en cuenta cuando se tiene un coche que supera los diez años de antigüedad hay que controlar el nivel de aceite con mayor frecuencia. Los motores de una cierta edad consumen el aceite de manera más rápida y por ello el nivel disminuye de manera más rápida. Es posible que nos quedemos sin el suficiente nivel de aceite y que la bomba comience a trabajar más. Esto es un problema, porque el sobreesfuerzo de la bomba de aceite puede provocar que esta se desgaste más y se estropee. Por no hablar, claro, del desgaste de las piezas una vez privadas del suficiente aceite para estar bien protegidas.

El correcto mantenimiento del motor puede hacer que este funcione de manera adecuada durante mucho tiempo y se pueda disfrutar del coche a pleno rendimiento durante años. Cuidando el motor, ganamos seguridad y confort a la hora de conducir.

2 comentarios

  1. Alicia dice:

    Compañeros, en el título habéis puesto «mantenimento», me imagino que querríais poner mantenimiento. Genial el artículo 🙂

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.