El Chevrolet Camaro Hennessey Exorcist es una bestia de 1.000 CV que no dejará indiferente a nadie

El Chevrolet Camaro Hennessey Exorcist es una bestia de 1.000 CV que no dejará indiferente a nadie

Escrito por: Javier López    2 junio 2018     Sin comentarios     2 minutos

Hennessey ha decidido aplicar sus conocimientos sobre el Chevrolet Camaro ZL1, el cual es apodado como The Exorcist, un nombre que le permite erogar 1.000 CV.

En la actualidad, estamos acostumbrados a que multitud de marcas nos ofrezcan una alternativa deportiva
dentro de su gama de deportivos pero, en ciertas ocasiones, para algunos no son suficiente. Es aquí donde cobra protagonismo Hennessey, un preparador norteamericano que sabe cómo sacar el máximo potencial de los vehículos que pasan por sus manos. En esta ocasión, el Camaro ZL1 ha sido la víctima escogida para convertirse más tarde en verdugo ya que, tras adquirir el sobrenombre de The Exorcist, el muscle car se ha convertido en una auténtica máquina de circuito, donde su eficacia es innegable.

Hennessey lleva en activo desde principios de los 90, una época en la que el preparador supo a la perfección cómo dar sus primeros pasos, los cuales le han llevado a dónde está en la actualidad. Esto es algo que podemos ver reflejado en sus innumerables creaciones, como el Venom GT, pero ahora ha sido el turno del Chevy Camaro, un modelo que se pretende quitarle el puesto tanto al Mustang Shelby GT500 como al Dodge Challenger Demon.

Estéticamente nos podemos encontrar con la agresiva apariencia que ofrece el ZL1 de serie pero, aún así, Hennessey ha querido darle su toque personal. Lo primero que llama la atención es el poderoso alerón que se posa sobre la zaga para mantenerlo pegado al suelo, un elemento que se complementado con el splitter delantero, el cual cuenta con diferentes componentes aerodinámicos a su alrededor que acentúan su carácter agresivo.

Al mismo tiempo, el difusor trasero ha seguido los mismos patrones de diseño, y nos ofrece una estética deportiva a la par que imponente, puesto que también se encarga de custodiar las cuatro poderosas salidas que armoniosamente difunden la sinfonía de su corazón. Sin embargo, una estética llamativa no puede ir sola, y es por esto que Hennessey ha sabido a la perfección cómo potenciar el propulsor que se encuentra en las entrañas del ZL1.

Para ser más concretos, el Chevrolet Camaro cuenta en su interior con un propulsor V8 de 6.2 litros capaz de emanar 660 CV de potencia y 881 Nm de par, unas cifras que le permiten alcanzar los 100 km/h en 3,7 segundos y una velocidad máxima de 318 km/h. Sin embargo, Hennessey ha decidido otorgarle al ZL1 un considerable incremento de potencia, el cual ha sido posible gracias a la presencia de un turbocomprensor. De esta forma, el Camaro ZL1 Hennessey Exorcist declara 1.000 CV de potencia.

De esta forma, Hennessey ha conseguido crear el rival idóneo tanto para Ford como para Dodge, dos marcas que compiten directamente con Chevrolet en el mundo de los muscle cars. Mientras tanto, el ZL1, más conocido como The Exorcist, llega para declararse como el número uno y mantenerse en el podio hasta que llegue su sucesor.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.