El circuito de Nürburgring podría cerrar sus puertas al declararse en bancarrota

El circuito de Nürburgring podría cerrar sus puertas al declararse en bancarrota

Escrito por: Fernando Alvarez    19 julio 2012     2 minutos

El circuito de Nürburgring se ha declarado en bancarrota, aquejado por una deuda que ya ha subido a unos 426 millones de euros.

Hace al menos dos años que te venimos explicando cuál es la situación del circuito de Nürburgring, aquejado por amenazas de bancarrota. Por desgracia, todas las previsiones se han cumplido y el gobierno de la región de Rhineland Palatinate no ha logrado obtener de la CE un rescate para el circuito (mejor dicho, para la compañía que administra el circuito), ni tampoco el visto bueno para diferir el pago de los 330 millones de euros que la desfalleciente administración de la pista ha recibido en préstamo.

De manera que la bancarrota ya se ha declarado y, al igual que cualquier firma que entra en bancarrota, sus actividades serán administradas por el juzgado de turno. Este mismo juzgado tendrá que resolver el destino de las 24 Horas de Nürburgring, el GP de Alemania, las carreras del DTM y otros eventos que se celebran cada verano en el circuito. Además se tendrá que decidir qué pasará con algunas instalaciones y oficinas estables que han construido algunas marcas para estar más cerca de la pista, caso BMW o Mercedes-Benz.

En cuanto a las pruebas, récords de vuelta y pista abierta al público (por un cada vez menos módico precio), no se sabe si la actividad continuará. Al menos los eventos programados y las fechas reservadas parece que se respetarán, pero nadie sabe qué ocurrirá con la pista cuando llegue el parate del invierno en que la actividad es casi nula, ya que simplemente el dinero que se debe es demasiado; para que te des una idea, el circuito debe 426 millones de euros y el complejo entero (que incluye parque de diversiones, centros comerciales, la pista, etcétera, etcétera) no vale más de 126 millones de acuerdo a las últimas estimaciones. Otra posibilidad que se menciona es que el circuito vuelva a ser lisa y llanamente un camino público, como lo era antaño, mantenido por el gobierno.

En fin, tal vez el Nürburgring no cierre definitivamente ni sea demolido pero esto era algo que se veía venir, algo que no se sabía cuándo ocurriría pero que era una amenaza en ciernes. El inconveniente mayor es que la deuda del circuito es demasiado grande como para que alguien se detenga a pensar en toda la historia que ha dado esta pista al mundo del automóvil y al mundo de las competiciones. Supongo que una vez más, primará el dinero antes que otra cosa.

2 comentarios

  1. chema dice:

    y yo todavía no lo he visitado. Espero que no lo cierren, sería una verdadera pena.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.