Citroën C-Crosser 2.2 HDi de 156 CV, prueba (Parte III)

Citroën C-Crosser 2.2 HDi de 156 CV, prueba (Parte III)

Escrito por: Diego G. Moreira    19 octubre 2009     5 minutos

Finalizamos con la prueba del Citroën C-Crosser, SUV que es hermano del Peugeot 4007 y del Mitsubishi Outlander, cambiando sólo algunos logotipos y rasgos del diseño frontal y posterior. Ya hos hemos hablando del comportamiento y del motor 2.2 HDi de 156 CV del C-Crosser (motor que comparte con los otros dos hermanos) y también hemos visto el tamaño y las soluciones de monovolumen que tiene el C-Crosser.

Por tanto para finalizar con la prueba de este SUV nos queda hablar de precio, equipamiento y valoración general. Ante de meternos de lleno con la úlima parte de la prueba del Citroën C-Crosser os invito a que esteais atentos a las pruebas de este mes, porque al igual que hicimos con las pruebas de cabrios, después de probar dos SUV nos hemos ido a por un SUV por todo lo alto. Volviendo al precio del C-Crosser, se sitúa dentro de lo normal del segmento teniendo un precio base de 36.670 euros (incluye una promoción de 2.000 euros) ahora sólo disponible con el motor diesel y el acabado Exclusive.

Prueba:Citroen C-Crosser 2.2 HDi de 156 CV from Highmotor on Vimeo.

Por tanto no estamos ante un coche caro, de hecho nuestra unidad venía tal cual (sólo con el techo solar como extra) y su equipamiento era muy completo, sólo echaba de falta el pack de navegador, cámara de visión trasera y equipo de sonido premium por que si quieres viajar con el C-Crosser es un pack recomendable y el navegador va muy bien y cuenta con funciones interesantes detallando consumos y otras informaciones del coche. Todo este equipamiento a mayores es el otro elemento que tienes disponible como opción y tiene un precio de 2.400 euros.

Equipamiento

Lo primero es el equipamiento de seguridad, que como no podía ser de otra forma en un coche de más de 30.000 euros, viene muy completo con elementos como: 6 Airbags (frontales, laterales delanteros y de techo plazas delanteras y traseras), ESP + ASR, ABS con repartidor electrónico de frenada, y los faros de xenón con lavafaros, todo ello de serie.

Outlander

Si nos vamos al test EuroNCAP el Citroën C-Crosser no ha sido presentado a las pruebas, pero si su hermano el Outlander que ha obtenido cuatro estrellas en el test EuroNCAP. Se puede decir que es un coche seguro, sólo que en el choque frontal algunos elementos del salpicadero podían provocar algunos daños considerables al acompañante y por eso ha obtenido ese resultado y sin embargo en el test de impacto lateral ha obtenido la máxima puntuación según comentan desde EuroNCAP.

Siguiendo con el equipamiento de confort, cómo comentaba antes, por 36.670 euros tienes prácticamente todo incluído: radio con MP3, xenón, tapicería de cuero, asientos eléctricos, climatizador, espejos retrovisores eléctricos y calefactables, entre otros elementos. Por tanto con este equipamiento lo único recomendable, sobretodo si vas a viajar con él, sería el navegador, además de otros elementos que añade interesantes como la cámara de visión trasera o el equipo de sonido premium con 710W todo ello por 2.400 euros.

Valoración general

Citroën_C-Crosser

Antes de entrar con la propia valoración general del Citroën C-Crosser, quería hacer incapié en qué nos puede hacer decantarnos por uno de los tres modelos hermanos, es decir, si dinámicamente y en espacio son iguales, ¿cuál elegir?. Hay dos opciones a tener en cuenta, primero la gama de motores que ahora en el Citroën se ha reducido a sólo un diesel y no están como opción los gasolina, o el precio de ciertas promociones como había tenido el Outlander asociado al motor gasolina. Pero si buscamos el motor diesel lo único que nos va a diferenciar los modelos es el diseño y para gustos colores.

Pasando a la valoración general del Citroën C-Crosser, lo primero de todo a destacar es su espacio. Estamos ante un monovolumen con la opción de salir al campo, por caminos por los que un monovolumen normal no pasaría y con la fiabilidad de una tracción firmada por Mitsubishi. Quizás lo que más me llamó la atención, es la cantidad de huecos, el espacio que tiene, y lo bien que se viaja con el C-Crosser.

Citroën_C-Crosser

Por contra tenemos que si buscamos un SUV urbanita, este no es el adecuado, sus medidas no son muy buenas para ciudad y su motor (que tiene fuerza y es bastante económico en consumos si tenemos en cuenta el conjunto) se vuelve muy gastón. En cuanto a las aptitudes todoterreno, es un coche de iniciciación en el terreno, es decir, es más valido que algunos SUV para zonas complicadas pero no es un TT.

Por tanto bien por el espacio que tiene y su motor que es potente y ahorrador, sobre lo de las aptitudes en ciudad, yo soy de los partidarios de que un SUV con tracción total para ciudad es perder el dinero, hay modelos más pequeños, incluso más baratos que hacen mejor esa función, esa no es la orientación del C-Crosser, sin embargo en carretera y viajes será un buen compañero y en cuanto al equipamiento, es bastante completo y tiene una buena relación precio-equipamiento.

Fotos | David Taboada

un comentario

  1. Iván dice:

    Muy buena la prueba, aunque me parece imperdonable que haya monumentales faltas de ortografía: «de hecho» se refiere al verbo hacer y por lo tanto es con H.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.