Coches con historia: Alfa Romeo Sprint, un compacto deportivo a la italiana que marcó una época

Coches con historia: Alfa Romeo Sprint, un compacto deportivo a la italiana que marcó una época

Escrito por: Jaime Avilés    19 enero 2022     3 minutos

Diseñado por el mítico Giorgetto Giugiaro, el Sprint nació en 1976 con una silueta cargada de carácter y un comportamiento que lo convirtieron en un éxito durante los 70 y 80

Alfa Romeo sufrió durante los años 60 y 70, una serie de importantes cambios como compañía, pasando a producir sus automóviles en el sur de Italia, concretamente en la factoría de Pomigliano d’Arco, en Nápoles. Esta factoría, se estrenó con uno de los modelos más míticos de la marca del Biscione, el Alfa Romeo Alfasud, uno de los primeros compactos de Europa por entonces, del que derivó el Alfa Romeo Alfasud Sprint, nuestro protagonista de hoy.

El Sprint, fue diseñado por el aclamado diseñador Giorgetto Giugiaro en 1971, como la variante deportiva del Alfasud. Su mezcla de estilos y siluetas, mezclaban el dinamismo de un coupé, junto con la gran habitabilidad de una berlina, luciendo además, una vista lateral realmente atractiva con numerosos elementos que caracterizaban a los Alfa de entonces: sus dos faros a cada lado o su parrilla de gran tamaño coronada por la mítica rejilla triangular.

Una referencia en diseño

Con este diseño, el Sprint fue un éxito sin duda, vendiendo un total de 116.552 unidades en los 13 años que fue comercializado (1976-1989), convirtiéndose incluso hoy en día, en uno de los Alfa Romeo más bonitos de esa época, sobre todo y en nuestra humilde opinión, en la segunda generación del Sprint, que irradiaba esos aires tan ochenteros independizándose del Alfasud.

Alfa Romeo Alfasud Sprint Quadrifoglio Verde 1983 1280 01

En su interior, el Sprint ofrecía habitabilidad para cuatro personas y se podía elegir entre unos asientos más convencionales, u otros más deportivos que recogían mejor a sus ocupantes en el momento de hacer diabluras, algo que a este coche se le daba muy bien.

Sumado a estos asientos, el Sprint contaba con un cuadro de instrumentos compuesto por dos indicadores analógicos de forma redondeada e insertados en el salpicadero, un volante de tres radios tras el que podíamos manejar sistemas como la climatización y por último, una habitabilidad de las mejores de su segmento, con un maletero de 425 litros de capacidad.

Arha0512 Alfasudsprint1.5veloce1979 1983 1024 (1)

Las mecánicas que hacían de este un gran compacto deportivo

Bajo su capó, el Sprint contaba con un motor Bóxer de 4 cilindros en V de 180 grados, carburación simple o doble según la versión e incluso inyección en sus últimos años de comercialización.

En 1972, la versión más potente del Sprint, desarrollaba 76 CV que le permitían alcanzar hasta 165 km/h, cifras que fueron aumentadas en 1989 hasta los 118 CV, con los que el Sprint podía alcanzar hasta 196 km/h asociado a una transmisión manual de 5 velocidades y frenos de disco en las cuatro ruedas.

Pese a que parezcan cifras de potencia irrisorias para lo que estamos acostumbrados hoy en día, los 76 y 118 CV para los 915 kg del Sprint, lo convertían en un objeto de disfrute ideal con el que poder pasar grandes ratos al volante, algo que en no muchos coches de hoy en día se puede decir.

Alfa Romeo Alfasud Sprint 1.5 Veloce 1979 1280 01

Deja un comentario