Cómo comprobar correctamente los niveles (aceite, refrigerante, líquido frenos y dirección)

Cómo comprobar correctamente los niveles (aceite, refrigerante, líquido frenos y dirección)

Escrito por: Victor Alós Yus   @sepelaci    21 agosto 2020     4 minutos

Para que un coche funcione correctamente hay que tener en cuenta todos los elementos que le permiten funcionar bien, como los líquidos y aceite.

La revisión de los niveles de los líquidos que permiten que nuestro coche funcionen correctamente es algo fundamental para que todo funcione bien durante el uso del vehículo. Pero a pesar de esto, solemos descuidarlo bastante y esto da lugar a varios problemas que pueden conducir a averías serias en el motor y en distintos puntos del coche. Así que te damos una breve guía sobre cómo realizar esas revisiones y tener todos los niveles en orden.

Nivel de aceite

El aceite del motor se encarga de tener bien lubricado el motor y que todas las piezas móviles se muevan de manera correcta y no se produzca un desgaste mayor. El motor necesita del aceite para mover todas esas piezas y que todo ruede como toca. La ausencia de aceite o simplemente, un nivel bajo, puede hacer que estas piezas estén sometidas a una presión superior a lo habitual y se rompan con facilidad.

Cambiar Aceite 1

Hay varios tipos de aceite y hay que saber qué tipo de aceite es el que utiliza el motor de tu coche. Esta información está reflejada en el manual de instrucciones del coche, así que no es difícil encontrarlo. El mecánico de tu taller de confianza también puede decirte qué tipo de aceite es el que necesita el motor, para que puedas comprarlo en cualquier lugar si es necesario. El uso de un aceite diferente puede conllevar serios problemas en el funcionamiento del motor.

Para saber si el motor tiene el nivel de aceite adecuado hay que abrir el capó y mirar el motor. La varilla de medición del aceite está en un lado del motor y tiene una pieza de plástico de color blanco o amarillo en la parte superior. Hay que procurar que el motor esté frío y el coche estabilizado de forma horizontal, es decir, que no esté estacionado en pendiente.

Se ha de extraer la varilla y comprobar que la mancha del aceite esté entre las rallas que marcan el mínimo y el máximo. Se ha de limpiar la varilla con papel y volver a introducir la varilla hasta el fondo. Se ha de extraer otra vez y comprobar que el aceite tiene el nivel adecuado.

Si tiene menos del mínimo o más del máximo, puede causar una importante avería en el motor. También hay que comprobar el estado del aceite. Si está muy oscuro y hace olor a quemado, hay que cambiarlo, aunque el nivel sea correcto. Es necesario que el aceite esté totalmente limpio para que el funcionamiento del motor sea el correcto.

Para poner aceite, hay que desenroscar la tapa que se encuentra en la parte superior del motor y colocar el aceite nuevo. Hay que controlar el nivel del aceite para que no se pase del nivel máximo, que también es perjudicial para el motor.

Líquido Frenos (1)

Nivel del líquido de frenos

El líquido de freno está en un pequeño depósito junto al motor. Se puede comprobar el nivel gracias a las marcas de mínimo y máximo que hay impreso en el lado del depósito. Si está dentro de los límites, no hay problema. De todas maneras, el líquido de frenos no suele bajar de manera acusada a no ser que haya algún problema en el circuito. De todas maneras, se aconseja cambiar el líquido de frenos cada 30.000 o 40.000 kilómetros para obtener siempre el máximo rendimiento de los mismos.

Nivel del líquido de la dirección asistida

La dirección asistida hidráulica funciona gracias a la acción del aceite de dirección. Este se encuentra también en un depósito junto al motor, aunque su ubicación puede variar según el modelo. Al igual que el anterior, tiene marcados los límites mínimo y máximo, así que se puede determinar con facilidad si necesita ser rellenado. El líquido de dirección se ha de cambiar cada 100.000 kilómetros para mantener intactas todas sus características.

¿Cuándo debo llevar mi coche al taller?

¿Cuándo debo llevar mi coche al taller?

Ir al taller no es sinónimo de hacerlo solo cuando tienes una avería. Tener un buen mantenimiento del vehículo es crucial.

LEER MÁS

Líquido refrigerante

El líquido refrigerante se encarga de mantener el motor a una temperatura constante, con ayuda de la refigeración por aire. Hay varios tipos de líquido refrigerante, así que hay que saber qué tipo utiliza el motor para evitar daños. Normalmente no hace falta añadir más, así que si se detecta una disminución del nivel, hay que pensar en una posible fuga en el circuito. En ese caso, es mejor acudir a un taller, donde el mecánico podrá atender mejor el problema.

Deja un comentario