Los equipos se enfrentan a un problema añadido en Bakú: comprender los neumáticos será decisivo en la estrategia

Los equipos se enfrentan a un problema añadido en Bakú: comprender los neumáticos será decisivo en la estrategia

Escrito por: Guillermo Lopez    27 abril 2018     Sin comentarios     4 minutos

Esta temporada, Bakú será un Gran Premio completamente nuevo para los equipos de F1. Las nuevas fechas y las especificaciones de los neumáticos serán decisivos.

Cuando hoy viernes los equipos saquen sus monoplazas de los boxes en Bakú, ingenieros y pilotos tendrán que afrontar la preparación de los mismos como si de un Gran Premio inédito en el Campeonato se tratase.

El GP de Azerbaijan recogió en 2017 la herencia del GP de Europa, la carrera nómada que tenía el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 y que Ecclestone aprovechaba “sabiamente” para cobrar auténticas millonadas a quienes aspiraban a tener un Gran Premio de Fórmula 1 en sus países o ciudades hasta que el año pasado se celebró la primera edición ya con el nombre de GP de Azerbaijan. Una carrera loca, que tuvo absolutamente de todo: toques, adelantamientos, enfados, piques, coches de seguridad, sanciones, abandonos, duelos y durante toda la carrera, emoción, mucha emoción.

Y esta segunda edición de la carrera en el circuito de Bakú promete, porque seguramente vaya a repetirse ese escenario loco, loco que se vivió en 2017. Las razones, muy simples: a la importante variación de las características de los neumáticos introducidas por Pirelli para la presente temporada se une el cambio de fechas de la celebración del Gran Premio, la fuerte diferencia de horarios entre los entrenamientos, calificaciones y carrera y la continua sucesión de zonas de umbría e iluminadas que se encuentran a lo largo de su trazado por tratarse de un circuito urbano. Una circunstancia absolutamente decisiva y que va a plantear grandes incógnitas de cara a la carrera y al rendimiento de los coches desde los entrenamientos del jueves hasta el final de la carrera del domingo.

Las fuertes diferencias de temperaturas que va a provocar el haber adelantado la celebración del Gran Premio casi dos meses respecto de la fecha del año pasado supondrán un serio problema para los equipos a la hora de decantarse por los distintos tipos de neumáticos que Pirelli pone a disposición de los equipos.

Bakú es un circuito urbano, pero con velocidades muy elevadas. Tiene sectores que son muy, muy rápidos, pero también cuenta con partes de la pista donde se recibe mucho sol y partes de la pista en zonas de umbría permanente. Esto significa que habrá partes del trazado que tendrán temperaturas muy distintas entre sí y que además estas serán muy cambiantes”, afirma Mario Isola, responsable de Pirelli.

El fabricante de neumáticos ha decidido que en Azerbaijan los neumáticos disponibles para la carrera serán los blandos (color amarillo), los superblandos (color rojo) y los ultrablandos (color violeta). “Creo que en Baku el ultrablando será una opción menos agresiva en comparación con Shangai. La agresividad del circuito es menor y también la aspereza del asfalto. Creo que la diferencia de tiempo por vuelta entre compuestos estará en torno al medio segundo”, declaró Isola.

Frente a 2017, la selección de neumáticos es mucho más blanda, no sólo por el tipo de gomas seleccionadas, también porque los compuestos a título individual también son más blandos que los utilizados la pasada temporada. “El GP de Azerbaijan será esta vez muy diferente, sobre todo porque la pista superó el año pasado los 50ºC y este año el cambio de fechas supondrá un importante reto. Sentimos que fuimos muy conservadores y el compuesto medio no llegó a utilizarse, por eso este año hemos sido más agresivos con las elecciones.”, indicó Isola.

Y además, las diferencias horarias entre las distintas sesiones de los entrenamientos libres, la clasificación y la carrera, elevarán las dudas de los equipos a la hora de decidirse por el neumático a montar, dado que a la dificultad de comprender el comportamiento de los neumáticos habrá que añadir la de predecir cómo van a rendir durante la carrera real. Los datos de años anteriores no serán por tanto válidos, ni de lejos, para poder establecer las estrategias de carrera de los diferentes equipos, los cuales tendrán que tener todas estas variables en consideración para poder obtener buenos rendimientos y resultados en carrera.

Habrá que ver en todo caso, si los tres cambios de neumáticos que se hicieron el año pasado en carrera son finalmente el número de operaciones previstas por los equipos en sus estrategias de victoria o si bien únicamente recurrirán a dos para arañar segundos al crono.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.