Cómo conducir sobre nieve: consejos y recomendaciones

Cómo conducir sobre nieve: consejos y recomendaciones

Escrito por: Javier Vicente    19 diciembre 2018     Sin comentarios     5 minutos

Conducir sobre nieve con seguridad requiere de una serie de conocimientos que todo conductor debe conocer. Analizamos los más importantes para situación extrema

La conducción de un coche requiere de una actuación personal distintiva con el propósito de garantizar la seguridad durante un viaje, sea éste corto o largo. La actuación personal describe las formas de conducta y actividades que se ejecutan durante el tiempo en que se realiza un viaje en coche.

Dependerá de esa actuación personal que los riesgos tiendan a minimizarse, asumiendo la responsabilidad sobre la conducción segura que debe observar el conductor.

La conducción segura es un tema de responsabilidad automática; requiere de conocimiento, aplicación y cumplimiento de normas y medidas de seguridad. Debe prevalecer cuando las condiciones ambientales son adversas, como cuando corresponde conducir sobre nieve.

Además de realizar revisiones periódicas del coche, acatamiento de normas y medidas, así como del adecuado equipamiento, es importante tener en cuenta los siguientes consejos para conducir sobre nieve, los cuales procuran ayudar a conocer un poco más las maniobras o preparativos para garantizar su seguridad, de quienes le acompañan, de otros conductores y de los peatones.

Todas las acciones que se puedan realizar para minimizar los riesgos en el momento de conducir sobre nieve, jamás representarán una redundancia en su actuación personal correcta en esta circunstancia, por lo que nunca está de más tener en cuenta los consejos para conducir sobre nieve que se ofrecen a continuación.

Consejos para conducir sobre nieve

Una conducción segura se refiere a la actitud y forma correctas de asumir la responsabilidad sobre la conducción del coche. Todo conductor debe conocer y respetar las normas y señales de tráfico. La vía pública no le es exclusiva a un conductor, por lo que se debe prestar atención a la acciones de otros conductores y peatones en uso de las vías.

Al conducir sobre nieve, se deben tener atenciones especiales, como las siguientes:

  • Condiciones medioambientales: crear el hábito de consultar las condiciones meteorológicas y estar informado de los cambios en el clima, en tanto pueden influir sobre la decisión de conducir. La información respecto a las condiciones meteorológicas, puede consultarla en la web oficial de AEMET.
  • Sistemas y niveles de líquidos: antes de salir de viaje, se debe verificar el correcto funcionamiento de escobillas, luces delanteras, traseras, emergencia y freno, nivel de presión de neumáticos, incluyendo el repuesto, cada vez más en desuso. Igualmente, observar el nivel que presentan los líquidos en el vehículo, como agua, anticongelante, frenos y aceite del motor, y rellenarlo si fuera necesario.
  • Neumáticos: al respecto, se pueden incorporar cadenas como mecanismos antideslizantes. También, y cada vez más recomendable, se pueden utilizar neumáticos Crossclimate/all season, los cuales han demostrado un alto desempeño en cualquier condición medioambiental, independientemente de la estación, homologados para conducir sobre nieve.
  • Uso de los modos de conducción: debe estar familiarizado con los sistemas y modos de conducción incorporados en los coches más modernos, disminuyendo el nivel de riesgo al conducir sobre nieve. Así, hay coches con tracción integral, mejorando la adaptabilidad al medio, aunque no garantiza una segura frenada. También cuentan con modos de conducción ECO/SPORT/SNOW que varían ligeramente las configuraciones específicas de los diferentes sistemas para este tipo de superficies.

  • Uso de marchas largas: en caso de utilizar un coche con cambio manual, se deberá utilizar marchas largas para evitar un exceso traspaso de fuerza a las ruedas motrices y puedan perder tracción. Una marcha larga reduce la respuesta del acelerador a las ruedas, que en este caso es conveniente.
  • Aumentar la distancia de seguridad y anticiparse a la frenada: cuanto menos frenemos sobre una superficie deslizante menos tracción perderemos, por lo que es imprescindible adelantarse a la frenada y usar siempre el freno motor, pisando lo menos posible el pedal de freno; y si es necesario, evitar hacerlo de manera firme y brusca.
  • Adelantarse a la trazada es fundamental puesto que las ruedas directrices girarán menos a mayor velocidad. Reducir la velocidad y anticiparse a los giros nos evitará más de un susto, siempre evitando, como en el punto anterior, las brusquedades.
  • Otras medidas: Al conducir sobre nieve, es importante mantener una distancia prudente en relación al coche delantero, evitar maniobras bruscas del volante, mantener marchas largas y alargar la trazada, incluso disminuyendo la presión de los neumáticos para ganar superficie de contacto.

¿Qué hacer si quedas atrapado en la nieve?

  • Método PAS (Proteger, Avisar y Socorrer)Proteger: A los ocupantes, quienes deben permanecer en el coche, con éste encendido y la calefacción en funcionamiento, abriendo ventanillas cada media hora por unos segundos a fin de permitir la oxigenación en el interior del coche. Avisar: Notificar a la autoridad de tránsito o servicios de emergencia, sobre la situación y lugar exacto en el que se encuentra, lo que evidencia la necesidad de contar con un móvil y cargador de coche. Socorrer: En caso de heridos, protegerlos de otras lesiones potenciales.
  • Depósito de combustible lleno, alimentos y mantas: Se debe tener la previsión de mantener el combustible al máximo y llevar siempre ropa de abrigo, algo de comida y una linterna.
  • Agua abundante, frutos secos, barritas energéticas: Se debe tener la previsión de contar con agua potable para evitar situaciones de deshidratación y contar con alimentos que aporten energía.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.