Un conductor rumano es multado tres veces en pocos minutos

Daniel Valdivielso    @valdi92    15 julio 2014     2 min.
Un conductor rumano es multado tres veces en pocos minutos

Un conductor de 34 años y origen rumano ha sido cazado en su país circulando con su Porsche Cayenne a velocidades superiores a los 200 km/h. Lo llamativo de la noticia es la insistencia en la infracción, puesto que ha sido detectado por tres radares diferentes en pocos minutos.

Algunos conductores deberían reconsiderar su forma de conducir. Es evidente que todo el mundo puede tener un despiste y ser «cazado» a 130 km/h en una carretera de 120 km/h.

Pero una cosa es un despiste, y otra la reiteración de una infracción víal que, además, podría causar una tragedia con mucha facilidad.

Es el caso del conductor rumano que ha sido cazado hace unos días en una de las principales vías de circulación del país, la A2, conduciendo su Porsche Cayenne a velocidades muy superiores a las permitidas en el país. Sin embargo, lo llamativo de la noticia no es el exceso de velocidad -que también- sino la insistencia en la infracción.

En apenas unos minutos, este individuo ha sido cazado por tres radares, siempre circulando a velocidades superiores a los 200 km/h. Se trata por tanto de un quebrantamiento de la ley muy grave. La primera detección se produjo a una velocidad de 232 km/h, reduciendo progresivamente la velocidad hasta ser detectado posteriormente a 220 y 202 km/h

radar 1

Sin embargo, todas estas infracciones no van a quedar en balde, ya que las autoridades rumanas han sancionado al conductor con la retirada de su permiso de conducir por un tiempo de 9 meses -3 meses por cada multa-.
Además, tendrá que pagar 277 dólares por multa, algo más de 200€, que suman un total de 831 dólares.

Se trata de sanciones relativamente duras para el conductor de 34 años, pero que, sin embargo, no alcanzan el nivel que tenemos en nuestro país, donde este hombre habría cometido un delito muy grave contra la seguridad del tráfico, y podría haber acabado en la cárcel. Es necesario que en casos tan graves como el que hoy os traemos, las sanciones sean ejemplares, duras, que hagan pensárselo dos veces a aquellos conductores que expongan su vida y la de los demás cuando cogen su coche.

Vía | stirileprotv.ru


Deja un comentario