Detalles sobre la situación de SsangYong

Detalles sobre la situación de SsangYong

Escrito por: Guillermo Arnal    20 enero 2009     2 minutos

La marca coreana no está pasando por buenos momentos debido a problemas laborales con sus trabajadores, a un importante descenso de las ventas y a unas deudas que tiene. A principios de este mes, el grupo chino SAIC al que pertenece le destinó una ayuda económica para mejorar algo la situación. Sin embargo, el pasado 9 de enero SsangYong presentó una solicitud de concurso de acreedores, es decir, una suspensión de pagos.

Para ello se acogió al Capítulo 11 de la legislación norteamericana. Consiste en que SsangYong pedirá ayuda al Estado, a través de un juez, que congelará sus deudas y nombrará a un interventor externo, con funciones de un Consejero Delegado, quien deberá realizar un plan de reestructuración de la empresa.

SsangYong tendrá que realizar un estudio pormenorizado de su situación y ver si necesita la ayuda de ese interventor y de la reforma estructural en un mes. Lo más seguro es que se lleve a cabo dado el potencial de la marca y su papel en la economía coreana. Tras ese proceso, el plan de reestructuración seguirá vigente 3 meses más, en los que habrá despidos pero con la intervención del gobierno.

Cuando se termine el plan, la compañía volverá a manos de sus dueños, aunque algunos acreedores y nuevos socios podrán tener acceso a las acciones de la empresa a partir de ese momento. Esos socios serán otros fabricantes o empresas interesados en SsangYong y tendrán que ser capaces de dar estabilidad y rentabilidad a la marca como promulga el juez.

Otros fabricantes también se acogieron al Capítulo 11 norteamericano de suspensión de pagos como Kia en 1998 o Daewoo en el 2000 y pudieron recuperarse, por lo que probablemente SsangYong también acabe saliendo.

Con respecto a la situación de SsangYong en España, los clientes pueden tener la seguridad de que la sólida red de concesionarios de la firma coreana dispone de stock, recambios y accesorios suficientes hasta que SsangYong se recupere.

Fuente | SsangYong España S.A.

Deja un comentario