2 marzo 2011 Eventos, Salón de Ginebra

b-max-concept-ginebra-2011.JPG

El óvalo azul ha tenido menos protagonismo en Ginebra que en otras ocasiones, principalmente debido a que descargó muchas novedades en Detroit en enero como el Vertrek, el Focus Electric o las dos C-Max híbridas también presentes en el stand de la feria suiza. Su principal baza y la más concurrida es el B-Max Concept, un anticipo del nuevo monovolumen compacto basado en el Fiesta que se situará por debajo del C-Max cuando se comercialice el año que viene.

Esta “sorpresa” con la que nos seducía Ford días antes de que abriera el Salón hereda muchos rasgos estéticos de los modelos antes mencionados menos en la zaga, más personal pero siguiendo el estilo de la marca. Lo que más llama la atención es que las dos puertas traseras son correderas, lo que facilitará la entrada al habitáculo en lugares estrechos o aparcamientos y que será uno de los argumentos con los que intentará captar clientes que podrían haberse dejado influir por las de apertura inversa del Opel Meriva.

vertrek-concept-ginebra-2011.JPG

Asimismo, la ausencia del pilar B bien puede llegar al modelo definitivo y le añadiría todavía más singularidad al B-Max. Cuando llegue a los concesionarios de Ford lo hará con los motores 1.6 Ti-VCT y 1.6 TDCi que poseen otros modelos en su gama más un nuevo 1.0 SCTI tricilíndrico, sobrealimentado y con inyección directa en diversas variantes. Este último podrá equipar la caja de doble embrague PowerShift.

Las otras primicias que hemos podido ver y que os comentamos hace casi un mes han sido el nuevo Ranger en su versión Wildtrak, la edición especial “Metal” del Ka elaborada por el programa Ford Individual y el Transit Connect Electric. Sin embargo, la otra novedad verdaderamente importante no era un coche sino el sistema de comunicación SYNC, que por fin lo tendremos en Europa en 2012 tras haber cosechado un gran éxito en Norteamérica desde 2007.

focus-sync-ginebra-2011.JPG

Lo hemos visto en un Focus nuevo que lo equipaba, ya que será el primer modelo que lo tendrá. Igual que en los Ford norteamericanos, el SYNC se manejará a través de la interfaz MyFord Touch bien desde los botones del volante, bien a través de la pantalla de la consola central y, por supuesto, por reconocimiento de voz.

Las funciones que se podrán controlar con este sistema desarrollado junto a Microsoft serán la climatización, el equipo de sonido, el navegador y cualquier dispositivo que se conecte al coche por el puerto USB o mediante conexión Bluetooth, ampliando las posibilidades del concepto “manos libres”. Por ejemplo, permitirá manejar un móvil compatible casi igual que si se tuviera en la mano, incluyendo leer o mandar mensajes de texto. Ahí no queda la cosa, pues si se conecta un módem USB o un Smartphone por Bluetooth, SYNC es capaz de crear una conexión Wi-Fi para todos los ocupantes del coche.

focus-interior-ginebra-2011.JPG

La versión europea del SYNC reconocerá hasta 10.000 órdenes en 19 idiomas distintos y sus diferentes acentos, así como acrónimos específicos cuando se escriben SMS por voz y las unidades de medida y formatos del viejo continente. El sistema lo podrán conseguir los clientes de Ford descargándoselo en una memoria USB en cualquier concesionario para luego instalarlo en su vehículo.

Fuente | Equipo Highmotor


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 2 marzo 2011
  2. Primer video oficial del Ford B-Max 17 marzo 2011
  3. Ford presentará el nuevo B-Max en el Salón de Ginebra 1 febrero 2012
  4. Ford presentará el nuevo B-Max en el Salón de Ginebra - La Isla Buscada 1 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *