El ranking Green NCAP busca ser una nueva herramienta de valoración de coches nuevos

El ranking Green NCAP busca ser una nueva herramienta de valoración de coches nuevos

Escrito por: Miguel Lorente    30 abril 2019     3 minutos

Green NCAP es un nuevo concepto de clasificación de los automóviles nuevos según su respeto medioambiental

Tal como estableciera el test Euro NCAP, desde hace ya más de dos décadas, analizando los sistemas de seguridad de los coches producidos para la establecer un ranking con los automóviles más y, también, los coches menos seguros para sus ocupantes y para los de su entorno, el Green NCAP es una nueva herramienta de clasificación de los coches en función de sus características ambientales.

Gracias a la colaboración entre administraciones públicas y empresas privadas, un consorcio de entidades involucradas en el sector de la automoción que propone los nuevos test Green Ncap como un referente para el cliente a la hora de tomar la decisión sobre la compra de un coche nuevo en función de su mayor o menor respeto por el entorno.

La clasificación del Green NCAP se expone ya como un ranking visual donde, actualmente, la mejor valoración la recibe el BMW i3 empatado con el Hyundai Ioniq eléctrico.

Las pruebas de los test Green NCAP

Por ello los coches que pasen por el Green NCAP se someterán a dos pruebas fundamentales: por una parte, el índice de aire limpio y, por otra, la eficiencia energética de los coches evaluados. Estos dos puntos se valorarán con una puntuación entre cero y diez.

Respecto del índice de aire limpio se analizará la capacidad del automóvil a la hora de mitigar la emisión atmosférica de gases y partículas contaminantes. Por otra parte, para evaluar el índice de eficiencia energética el Green NCAP se centrará en calificar la eficiencia energética del coche, es decir, la relación entre la energía producida y gastada en un automóvil cuando se encuentra en movimiento.

Más adelante se pretende ampliar otros aspectos a estudiar. Sin ir más lejos, el objetivo será el control sobre las partículas de dióxido de carbono, óxidos nitrosos y metano, moléculas responsables del efecto invernadero y del envenenamiento del aire.

Los diferentes estudios se realizarán mediante pruebas iniciales de estos parámetros pero está entre sus planes de futuro poder evaluar de forma completa, desde la cadena de producción donde se ensamble un vehículo hasta el momento de su entrega a un centro especializado para su reciclaje toda su vida útil en valores energéticos.

También, otro tipo de contaminación ambiental que se pretende incorporar, es el enemigo invisible para la salud de las personas como resulta la contaminación acústica, un problema que, lejos de resolverse, persiste en ambientes, sobre todo, urbanos y que provoca anualmente

Los test independientes de Green NCAP

Para hacer más transparentes los datos obtenidos en estos test, el Green NCAP usará vehículos que no saldrán directamente del fabricante sino de concesionarios para que no puedan sufrir modificaciones previas a su evaluación en estas pruebas.

Los diferentes test Green NCAP se realizarán en laboratorios de hasta ocho países, entre ellos, el reconocido mundialmente por su prestigio Applus-Idiada, situado en Tarragona, uno de los puntos de referencia para el sector automotriz.

Comentarios cerrados