Damas y caballeros, hete aquí el Hennessey Venom F5

Damas y caballeros, hete aquí el Hennessey Venom F5

Escrito por: Miguel Lorente    16 diciembre 2020     3 minutos

Tras casi un lustro hablando de él, el Hennessey Venom F5 ha sido presentado y sus especificaciones son sencillamente espectaculares, ahora le queda demostrarlo

Cuando los primeros Hennessey Venom F5 lleguen finalmente a las manos de sus propietarios habrán pasado casi un lustro desde el anuncio del inicio del proyecto. Una apuesta personal de John Hennessey, fundador, director y entusiasta que ha logrado que su empresa, Hennessey Performance, no sea un mero preparador y se codee de tú a tú con los pesos pesados de la automoción de las altas prestaciones gracias a que podrá llegar a tener en su haber hasta dos récords del mundo respecto del coche de producción más veloz jamás fabricado.

Porque el reto del Hennessey Venom F5 no es otro que ser el coche más rápido del mundo. Para ello, toda su concepción ha versado sobre este objetivo.

Es por esto que sus especificaciones son, sencillamente, espectaculares: a partir de una cuna realizada en fibra de carbono, el chasis monocasco de tan solo 86 kg da consistencia a un envoltorio que da lugar a un proyectil de 4.666 milímetros de largo y 1.971 de ancho que esconde un brutal propulsor.

El motor del Hennessey Venom F5 bautizado como Fury, instalado en posición central-trasera y fabricado en exclusivo para este coche, es un bloque de 8 cilindros en disposición de V de 6.6 litros de cilindrada que produce 1.842 CV a un régimen de 8.000 revoluciones por minuto y un par motor de 1.617 Nm a 5.000 vueltas que, teniendo en cuenta que la masa total del vehículo se fija en un peso de tan solo 1.360 kg, la proporción entre potencia y peso es brutal: 1,36 CV por cada kg.

 Un coche nacido para batir marcas

Así, el lanzamiento de este coche le permitirá batir todos los récords. De momento, de manera oficial, a partir de mediciones hechas por parte de la marca pero no bajo los parámetros de la empresa que rige los criterios y registro de las marcas mundiales, el Hennessey Venom F5 ha recurrido a la pista de lanzamiento de la NASA, el Kennedy Space Center de Florida cuyos 5,2 km de longitud han permitido poner a prueba el coche.

Así, según los registros conseguidos, el Hennessey Venom F5 ha logrado hacer el sprint partiendo desde parado y alcanzar los 100 km/h en «menos de 3 segundos», tiempo estimado ya de referencia habitual para los hipercoches, mientras que, para hacer lo propio respecto de los 200 km/h también se ha aproximado a «menos de 5 segundos» lo que indica que la marca optará por fijar estos y el siguiente en el libro de los récords.

Porque, el Hennessey Venom F5 debe cumplir su objetivo, que no es otro que ser el coche de fabricación en serie, aunque sea solo en una producción limitada a 24 unidades y que, a tenor de la invitación en la página web del fabricante a «reservar uno» no han sido todos aún vendidos, bien por su precio, más de 2 millones de dólares, bien porque haya interesados en ver que el proyecto se materializa en el que vemos, la unidad de exposición ha superado una velocidad máxima de referencia, los 500 km/h.

Hennessey Performance anuncia que, a la espera de la entrada del nuevo año, se fijará el momento en que esta marca sea refrendada por una autoridad ajena a la firma y que, de manera transparente, claro guiño al último y no menos controvertido plusmarquista, al SSC Tuatara, el Hennessey Venom F5 haga honor a su apellido, F5, el cual recoge la escala potencia de los tornados Fujita donde el F5 es para aquel que supere los 512 km/h, lo que hace suponer que este coche alcance esa velocidad, como poco.


Deja un comentario