22 agosto 2017 Industria

fca-usa

Los lunes parecen ser los días del rumor. Si hace apenas una semana se dispararon las acciones de FCA por el presunto interés de alguna marca china por comprar o fusionarse con el grupo italo americano, ayer mismo surgieron nuevos rumores que centran el interés de los fabricantes orientales por adquirir “la joya de la corona”: Jeep.

Si John Wayne levantara la cabeza no daría crédito: los chinos comprando Jeep. La icónica marca que el ejército norteamericano popularizó, ¡en manos de fabricantes chinos! Vivir para ver. Tras el desmentido de los grupos Geely, Guangzhou o Donfeng, parece que ahora es el turno de Great Wall. Al parecer sus dirigentes se habrían aproximado a los dirigentes de FCA para tratar de poner en marcha conversaciones que les permitieran comprar la marca Jeep.

jeep-cherokee-usa

Desde FCA ni afirman ni desmienten el interés, pero medios como Financial Times o Automotive News citan incluso declaraciones de dirigentes del grupo Great Wall que pertenece al financiero chino Wei Jianjun manifestando su interés por la compra de FCA. Según Automotive News la presidenta y CEO del consorcio chino, Wang Fengying habría confirmado las conversaciones y el interés específico que su grupo tiene por hacerse con Jeep “para convertirse en el primer fabricante de vehículos todocamino del mundo”. Igualmente, la agencia de noticias Reuters también parece haber confirmado el rumor, aunque sin precisar si el interés era exclusivamente por Jeep o por el grupo entero.

Sin embargo, la misma agencia recoge el desmentido de FCA sobre la operación. Según responsables de la marca, FCAestá plenamente comprometida con su plan 2014-2018 logrando cada uno de sus objetivos hasta la fecha”. FCA ha comunicado que “en respuesta a los rumores del mercado sobre un posible interés de Great Wall Motors en Jeep, Fiat Chrysler Automóviles nos ha sido abordada por Great Wall Motors en relación con la marca Jeep o cualquier otro asunto relacionado con su negocio”.

En todo caso, el posible acuerdo con el grupo chino podría chocar de frente con importantes obstáculos de tipo político debido a la fuerte tensión que mantienen actualmente China y Estados Unidos, especialmente en temas de materia financiera y de transferencia tecnológica. Respecto de los primeros, también surgen importantes dudas sobre la capacidad de Great Wall por comprar Jeep o FCA. Distintos medios, entre ellos el propio New York Times ponen en cuestión su capacidad de obtener la financiación necesaria.

Jeep no sería la primera marca americana en la que se interesa una empresa China

feinyeng-great-wall

No es el primer intento de un fabricante Chino por comprar una marca americana. En 2010 otro fabricante del lejano oriente también intentó la compra de Hummer, pero la operación fue desestimada y vetada por el gobierno americano. En EE.UU. ven con malos ojos las compras de sus empresas por parte de los holding chinos, ya que al final la transferencia de tecnología que estos consiguen con su política de adquisiciones convierte a los chinos en competidores globales en sectores afines como el de las locomotoras diesel, los trenes eléctricos de alta velocidad o las turbinas de centrales eléctricas o de aviación donde muchos fabricantes de automóviles también tienen intereses económicos a través de sus patentes.

Lo cierto es que FCA sigue mostrándose como una compra apetecible debido a su baja valoración. El grupo está valorado en 19.000 millones de dólares (algo menos de 16.150 millones de euros), cifras relativamente asequibles si tenemos en cuenta la implantación industrial del grupo y el valor potencial que representan en el mercado las marcas que componen FCA, amén del elevado número de derechos que el grupo posee en materia industrial.

En todo caso, la opción de trocear FCA podría animar a otros fabricantes para tratar de hacerse con alguna de sus marcas. Si FCA finalmente vendiera Jeep, Volkswagen podría reiterar su pasado interés por adquirir Alfa Romeo una operación en su día desestimada cuando Fiat marchaba sola por el elevado peso que Alfa significaba para el grupo italiano.

Sea como fuere, en esta historia todavía quedan bastantes capítulos por escribir y, hasta el momento, el único que ha “pescado” ha sido BMW Group, que la pasada semana cerró un importante acuerdo con el Grupo FCA para incorporar a este a la plataforma de desarrollo de tecnologías relacionadas con la conducción autónoma que ya comparte con Intel, Mobileye y Continental. Ese movimiento sirvió para acallar el rumor desatado el lunes de la semana pasada sobre la venta de FCA a los chinos. ¿Veremos algún nuevo movimiento esta semana?


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • IGC

    FCA es italiana, no americana.
    “Fiat Chrysler Automobiles N.V. (abbreviated as FCA) is an Italian-controlled multinational corporation”
    https://en.wikipedia.org/wiki/Fiat_Chrysler_Automobiles

    Y claro que acabará vendiéndose a algún comprador (que en los últimos tiempos suelen ser asiáticos o alemanes), dado que está prácticamente en bloqueo productivo, ha tenido que cerrar Lancia y sigue comercializando vehículos cuyo ciclo finalizó hace ya muchos años en sus marcas italianas Fiat y Alfa Romeo con un nivel de fiabilidad y acabados muy por debajo del mercado (a excepción de algún carísimo Alfa). Una triste historia de marca venida a menos.

    • Gracias IGC por tu comentario.

      Quizá no queda aclarado correctamente en el texto pero cuando nos referimos a marca americana, hablamos de Jeep como marca, no del Grupo FCA que es la matriz, con sede en Ohio. Igual que Volvo siempre será sueca aunque pertenezca a la china Geely, por citar un ejemplo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *