Kia Cee´d 5puertas: Presentación y prueba en Madrid (III)

Kia Cee´d 5puertas: Presentación y prueba en Madrid (III)

Escrito por: Rubén Herrera   @http://twitter.com/fleky95    21 mayo 2012     Comentario     5 minutos

Tras la primera parte, en la que hablamos del aspecto exterior, del sorprendente espacio interior y de los diferentes acabados pasamos a hablar, en la segunda parte, de la seguridad, en la que Kia no ha escatimado en gastos, de los diferentes motores y de los precios y promociones.

Hoy toca la última parte de esta toma de contacto con el nuevo Kia Cee´d cinco puertas, en concreto con la versión 1.4CRDi, el motor diesel, el cual tuvimos la oportunidad de probar por carreteras nacionales madrileñas. También, aunque por autovía y con un tiempo mucho más limitado, pudimos ponernos al volante del 1.6GDi, el motor más potente.

Primeras sensaciones

Una vez puesto al volante de la versión 1.4CRDi comprobamos que conducirlo por un parking es de lo más cómodo y eficaz. Esto es debido al amplio recorrido que tiene la dirección, que nos permitió salir de nuestra plaza sin tener que maniobrar (y eso que estábamos en una zona bastante cerrada).

La posición de conducción es bastante cómoda aunque, seguramente porque me gusta ponerme demasiado cerca del volante, sentía que tenía el techo del coche demasiado cerca de mi cabeza. Unos cuantos ajustes al asiento lo solucionaron.

Velocidades largas y una tercera en desacuerdo

Para ser un 1.4, diesel y de tan solo 90CV, la potencia en las dos primeras velocidades es más que suficiente para salir rápido de algún semáforo o pasar algún apuro en cuestas demasiado pronunciadas. En el momento que llegamos a las zonas de curvas, la mayoría en subida, descubrimos que, a mi parecer, la tercera quedaba demasiado lejos de la segunda. Quiero decir, caía demasiado la aguja del cuentarrevoluciones al cambiar de marcha. Lo mismo ocurría, aunque en menor medida, al pasar de segunda a tercera.

En autovía es casi imposible meter la sexta velocidad ya que en quinta el motor no va en un régimen alto, lo que nos permite ir a 120 km/h con muchísima facilidad. Es por ello que la sexta quizá sea una velocidad que no es necesaria en este modelo. Además, por cierto, estaba bastante alejada en la palanca de cambios, teniendo que hacer un movimiento demasiado extraño hacia la derecha para ponerla.

También nos encontramos con un motor que pecaba demasiado en bajos –sobre todo en la ya mencionada tercera, donde caía hasta las 1.000rpm-, ya que hasta las 1.500rpm no ofrecía su par máximo. Pero eso sí, hasta pasadas las 4.500rpm el motor no decaía en absoluto.

Estable en curvas

A la hora de “pillar” curvas nos encontramos con un coche muy estable, que no pierde en ningún momento la tracción. De la dirección ya hablamos, bastante intuitiva y que no pedía girar demasiado el volante para girar. La verdad es que, seguramente porque tan solo cuenta con 90CV, no notamos en ningún momento la intromisión del control de tracción.

Los frenos se comportan de maravilla, aunque se echa de menos algo de holgura ya que con solo tocar el pedal el coche comienza a pararse. Eso sí, el recorrido es bastante largo, lo que hace que tengamos que pisar casi hasta el fondo para parar el coche. Desafortunadamente no tuvimos la ocasión de comprobar cómo se comporta el ABS al frenar en seco.

Un consumo agradecido con los bolsillos

Nuestros bolsillos agradecerán este motor en unos momentos en el que el precio del combustible está en alza continuamente. No hicimos bastante kilómetros ni en carretera ni en autovía, por lo que no podemos hacer un análisis profundo. Pero sí podemos reconocer que se mantiene alrededor de los 4 litros, tal como afirman desde Kia.

Un coche perfecto para el ir y venir

Las cosas como son. Estamos en una época en la que no podemos correr y en la que cuanto más ahorremos en combustible mejor. Es por ello que, sumándole a esto la necesidad de espacio y comodidad, estamos casi obligados a hacernos con coches rentables, baratos y que no consuman demasiado.

El Cee´d 1.4 diesel es uno de estos coches. Barato en cuanto a precio, con un equipamiento acorde a las actuales necesidades y con un motor con la suficiente potencia para vivir el día a día y para hacer alguna escapada en autopista o autovía.

Pequeña toma de contacto con el 1.6GDi

Kia planificó una ruta para que todos pudiéramos disponer de tiempo para probar las cuatro motorizaciones con las que disponen. Pero la mayor parte de los compañeros optaron por pasar de largo y esto, sumado a que éramos prácticamente los últimos del pelotón, propició que no tuviéramos la oportunidad de tomar contacto con otro motor.

Pero, a la hora de volver hacia el hotel, logré que me dejaran la versión 1.6GDi, el motor más potente, de gasolina, que ofrece una potencia de 135CV y un par máximo de 164Nm a partir de las 4.850rpm.

Y se nota esta potencia. Lo probé por las urbanizaciones tan “de lujo” que están junto al trazado del Jarama. Hice un poco de trampa y pasé los límites de velocidad de la urbanización para comprobar cómo se comporta. Y lo hace de lujo: estable, rápido y con buena aceleración.

Un motor potente, sin esa tercera perdida en el tiempo y con un par tremendo. Además, los consumos no son para nada elevados ya que se mantienen en torno a los 6 litros. Eso sí, mientras rodaba por dicha urbanización, llegué a pasar de los veinte litros.

En autovía se llega fácilmente a los 120km/h sin necesidad de pasar a quinta. Eso sí, para bajar el consumo es preferible meter esta velocidad e, incluso, el coche se comporta bien en sexta. Pero, ciertamente, poco tiempo tuve ya que me pilló un atasco que arrastré hasta el hotel…

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.