Lada Vesta Cross Sedan, el modelo que volverá a poner en el mapa a la marca rusa

Lada Vesta Cross Sedan, el modelo que volverá a poner en el mapa a la marca rusa

Escrito por: Victor Alós Yus    20 abril 2018     2 minutos

La marca rusa está viviendo una renovación completa bajo el paraguas de Renault y cuenta con varios modelos nuevos, el Lada Vesta Cross Sedan y Vesta SW Cross

Cuando pensamos en Lada, nos vienen a la memoria aquellos coches de la antigua URSS que llegaron a comercializarse en nuestro país y que pese a tener una imagen fuerte, parecían sacados del túnel del tiempo. Pero la empresa rusa se ha renovado y ha comenzado a recuperar su espacio en el mercado de su país natal, con nuevas propuestas. Adaptadas, claro, a los nuevos tiempos y que nos harán olvidar esa imagen que tenían hace unas décadas.

El Lada Vesta Cross Sedan es la versión crossover de la berlina que ya lleva un tiempo en el mercado y quiere buscar hueco en un tipo de vehículo que no se prodiga demasiado. Estéticamente, mantiene el aspecto de la berlina, aunque se ha modificado para que pueda ser un coche que sirva también para circular por terrenos más complicados que la carretera tradicional. Ese espíritu off-road le permite obtener una imagen más dinámica, con elementos diferenciadores para que el posible comprador sepa qué tipo de vehículo va a encontrar.

Esta nueva versión del Lada Vesta tiene una mayor distancia al suelo, con 203 mm. Esto va a permitirle circular fuera de la carretera con mayor soltura y evitar que los terrenos más complicados puedan suponer un reto para el coche. Los pasos de rueda cuentan con protecciones de plástico que se extienden por el lateral, dando un aspecto de faldones que realza la silueta del crossover. La parte delantera, con la forma de «X» que se ha hecho popular gracias a la marca, está presente también en este modelo.

Para redondear el aspecto más deportivo y dinámico del coche se ha optado por llantas de 17 pulgadas pintadas bi-tono. Para acabar de ofrecer todas las posibilidades a la gama, Lada también ha presentado el Lada Vesta SW Cross, que utiliza la carrocería familiar para que quien tenga que moverse con más necesidad de espacio pueda contar con una variante que se acople a lo que precisa.

La motorización está compuesta por dos motores de cuatro cilindros de gasolina. El primer bloque es de 1.6 litros y ofrece una potencia de 106 CV, mientras que el segundo tiene una capacidad de 1.8 litros que eleva la potencia hasta los 122 CV. Lada es actualmente parte de Renault, así que el equipamiento que ofrece la marca francesa en su filial rusa está a la altura del resto de su oferta. Por ahora, los ciudadanos de Kazajistán ya pueden reservar la versión familiar y poco a poco se irá extendiendo por otros países de la influencia rusa. Por aquí no lo esperamos, al menos por ahora, pero no estaría mal, ¿verdad?

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.